chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE - Elektronická platforma vzdelávania dospelých v Európe

Blog

Jordi Miralbell y Salvador Vidal-Raméntol, una historia de la comunidad de España

01/09/2020
od NSS SPAIN
Jazyk: ES
Document available also in: EN

Jordi Mirabell and Salvador Vidal-Raméntol

Jordi Miralbell, 67 años. Tengo un doctorado en filosofía y soy periodista. Actualmente soy el director del Campus de la Experiencia de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC Barcelona), que inició sus actividades en abril de 2019. Mi experiencia en la educación de adultos -aunque en otras facetas- se remonta al año 2006. Me interesa seguir los mejores modelos en este campo y, ahora, después de la crisis de COVID-19, concretamente, en la metodología mixta, presencial y online, para la educación de adultos.

Salvador Vidal, 68 años. Soy Doctor en Ciencias de la Educación (Universidad de Barcelona) y Licenciado en Ciencias Químicas, (Universidad de Barcelona). Actualmente soy Vicedecano de la Facultad de Educación de la Universidad Internacional de Cataluña y Profesor Asociado de Didáctica de las Matemáticas y de la Dinámica de Grupos. Pertenezco al grupo de investigación consolidado SGR, SEI (Sostenibilidad y Educación Integral). También coordino el Campus de la Experiencia. Soy formador de profesores y he participado en numerosos cursos de formación continua para Institutos de Ciencias de la Educación (ICE) de diferentes universidades como la UPC, la UB, la UAB, la UPV, la URL. Trabajando en las relaciones humanas y la afectividad, se mejora la productividad y te sientes más feliz. Nuestro objetivo en el Campus de la Experiencia es mejorar la calidad de vida de nuestros estudiantes, manteniéndolos activos. La dinámica de grupo ha demostrado ser una herramienta eficaz.

Conocimos EPALE a través de los proyectos ERASMUS + en el campo de la educación de adultos, porque, además de la docencia, la UIC Barcelona Experience Campus pretendía iniciar una línea de investigación sobre el tema. EPALE nos ha ayudado a preparar una propuesta para un proyecto ERASMUS +. Durante la crisis de COVID19, EPALE nos ha mostrado los recursos de los que disponemos. EPALE es particularmente útil en este momento, ya que proporciona visiones generales, guías y técnicas útiles para las circunstancias actuales. Es nuestro "lugar de paso" para cualquier consulta que se nos presente. Estamos preparando dos líneas de investigación para dos estudiantes de doctorado y EPALE nos proporciona un material de referencia muy interesante.

Nuestra oferta para adultos, el Campus de la Experiencia de la UIC Barcelona, sigue desarrollándose. Inspirado en otras universidades, ofrece un plan de estudios basado en tres cursos completos, precedidos de un Módulo Introductorio que se desarrolla de abril a junio del año anterior. En el momento del cierre de las universidades en España, teníamos 59 alumnos estudiando el primer curso de nuestra propia carrera y 30 personas preinscritas en el Módulo Introductorio que debía comenzar el 16 de abril.

El cierre inesperado del Campus de la Experiencia el 12 de marzo no nos dio suficiente tiempo para preparar a los profesores o estudiantes para el encierro. Sin embargo, inmediatamente, junto con el resto de nuestra universidad, decidimos continuar todas nuestras actividades en línea a través de la plataforma Moodle.

Al final, sólo perdimos un día de escuela. Aunque los estudiantes mayores necesitaban ayuda que sólo se podía proporcionar en línea, la respuesta ha sido sorprendentemente positiva. Con un apoyo personalizado a los estudiantes durante los primeros días, o en algunos casos las primeras semanas, la asistencia a clase se ha mantenido en un 86%: sólo 7 de los 59 estudiantes de primer año no se han trasladado aún a nuestra enseñanza online.

Inmediatamente nos dimos cuenta de la medida en que estas lecciones proporcionaban a los estudiantes no sólo conocimientos, sino también la oportunidad de socializar, lo que valoraban especialmente durante el encierro.

Las siguientes son algunas buenas prácticas:

  • Los estudiantes, en grupos de 6 o 7, han tenido que llevar a cabo un trabajo de investigación en equipo. Este trabajo ha sido acompañado por seminarios para guiarlos. Este seguimiento permite responder a las preguntas y significa que los estudiantes son apoyados hasta que logran el desafío que se les ha encomendado. Junto con el texto y la bibliografía apropiada, la tarea incluye una presentación oral en línea con la ayuda de una presentación gráfica. También han recibido apoyo en la preparación de la presentación. Nótese que en los grupos de trabajo, siempre tratamos de asegurarnos de que al menos uno de ellos tenga algún conocimiento de PowerPoint. Estos trabajos de investigación son eventualmente publicados en el sitio web del Campus. Estos grupos han tenido que mantener una intensa relación telemática, que ha tenido lugar paralelamente a las lecciones. Las sesiones dedicadas a las presentaciones han generado un animado debate. Para no perder las lecciones, las presentaciones se han realizado en un día que anteriormente no tenía horario de compromiso.
  • Se han celebrado reuniones en línea con los estudiantes que coordinan cada grupo de investigación. Estas reuniones han ayudado a mejorar la metodología de las lecciones en línea con valiosas contribuciones.
  • Aunque inicialmente redujimos el número de lecciones, ya que a las personas mayores les resulta más difícil mantenerse concentrados en las clases en línea, especialmente si las lecciones son seguidas, el alto grado de interés mostrado por los estudiantes nos ha obligado a mantener el número original de sesiones. Sin embargo, tratamos de evitar tener más de una lección online seguida y, en su lugar, las repartimos en más días de la semana, lo que es posible dado el bloqueo.
  • Estas nuevas jornadas didácticas han permitido ofrecer conferencias sobre "COVID-19" o "Las nuevas prótesis" y la Bioingeniería, y también compartir algunos paseos virtuales por la Barcelona románica, la Barcelona gótica, etc. en los que han participado todos los estudiantes. Estas sesiones nos han permitido hacer observaciones que hubieran sido más difíciles de realizar en un contexto presencial.
  • Por último, dado que es poco probable que las reuniones cara a cara se reanuden antes de que termine el curso, se ha previsto una sesión en línea ("El baúl de los recuerdos") en la que cada estudiante tendrá un minuto para contar su anécdota más memorable del curso o el momento en el que se haya sentido más emocionado y/o satisfecho desde el inicio del programa. También les hemos pedido que nos envíen esta anécdota por correo electrónico para que podamos reunirlas como una colección de las experiencias positivas que hemos tenido durante el encierro. Se reunirán en un "cuaderno de anécdotas" que se entregará a los estudiantes al final del curso.

Sin embargo, hay que decir que estos estudiantes de primer año ya se conocían antes del encierro, por lo que era relativamente fácil continuar en línea.

El mayor desafío ha sido iniciar el Módulo Introductorio, para el cual no había habido ninguna relación previa cara a cara antes de entrar en el encierro.

Sin embargo, decidimos probarlo en línea de todos modos, después de ver cuánto valoraban nuestros estudiantes las lecciones durante este tiempo de intenso aislamiento. Pensamos que era un servicio que no debíamos dejar de ofrecer, dadas las circunstancias actuales. De todos los que se inscribieron en el módulo, sólo 25 siguieron interesados en la oferta online. La experiencia ha sido positiva.

Las siguientes son algunas de las cosas que hemos encontrado útiles:

  • Pídale a cada estudiante que presente en clase -en línea, por supuesto- una pintura que le guste particularmente, y que le ayude a presentarse a los demás. Usando la obra de arte como punto de partida, deben compartir sus preocupaciones y las razones por las que han elegido estudiar el programa. Cada día, antes de las lecciones, se han dedicado unos minutos a estas presentaciones. Esta tarea ha sido coordinada por el profesor Salvador Vidal, que ha pensado especialmente en la conciencia de socialización. El resultado ha sido positivo.
  • Asimismo, con la ayuda del Servicio de Estudiantes Universitarios, se ha creado un equipo de jóvenes voluntarios para ayudar a los alumnos que cursan el Módulo a superar las dificultades que encuentran al intentar adaptarse plenamente al entorno digital. La ayuda se ofrece por teléfono y consiste en la asistencia mediante una cámara web o el acceso a nuestro campus virtual.

Todavía tenemos mucho trabajo por delante: mejora de la metodología de enseñanza en línea en previsión de la formación combinada, formación de profesores, suministro de medios tecnológicos, formación, etc.

Sin embargo, podemos estar seguros de que, si la motivación para aprender y socializar es alta, los estudiantes adultos de nuestro entorno consiguen salvar la brecha digital, que en muchos casos pensaban que estaba más allá de ellos. 

Nuestros alumnos se sienten satisfechos: sonríen en la pantalla al poder vernos y al ser vistos por los demás.

 


 

Estamos deseando escuchar tu historia. Comparte tu historia con nosotros hoy!

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn Share on email