chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE - e-Platforma za obrazovanje odraslih u Europi

Blog

Estudio de caso: proyecto SAMIN – Mejorar la empleabilidad de los inmigrantes

22/06/2016
po Rumen HALACHEV
Jezik: ES
Document available also in: EN FR DE IT PL

/hr/file/samin-project-epale-migrants-1SAMIN project EPALE migrants

SAMIN project EPALE migrants

Alessandra Santoianni es responsable de proyectos y formadora en el centro de Grenoble de CEMEA, una entidad proveedora de educación y formación profesional que además fomenta modelos educativos progresivos. Alessandra nos ha hablado del proyecto SAMIN, una iniciativa internacional en la que ha participado cuyo objetivo era ayudar a los inmigrantes a acceder a la educación y formación profesional.

Cuéntenos en qué consiste su labor.

Soy responsable de proyectos financiados por la Unión Europea en materia de educación y formación profesional (EFP), más concretamente, relacionados con el intercambio de prácticas, la cooperación y la movilidad intracomunitaria. Además de formadora, soy la encargada de los programas de formación inicial y continua para jóvenes trabajadores y asistentes sociales. Una de mis funciones consiste en fomentar el Festival Europeo de Películas sobre Educación (FEFE) a nivel regional y local.

¿Qué es el proyecto SAMIN?

SAMIN nació para hacer extensible un proyecto anterior llevado a cabo en siete ciudades de Alemania a los seis países participantes. Este proyecto, financiado en el marco de la acción de Transferencia de la innovación del Programa de Aprendizaje Permanente, tuvo lugar entre 2013 y 2015.

Su objetivo era abordar la exclusión, mejorar la calidad de los servicios educativos y reforzar los vínculos entre los distintos agentes dedicados a facilitar el acceso de la población migrante más vulnerable a la educación y formación profesional.

El consorcio de SAMIN estaba integrado por seis proveedores de EFP de seis países: Berufsförderungsinstitut oberösterreich (Austria), CEMEA Rhône-Alpes (Francia), ESTA Bildungswerk (Alemania), Centro per lo Sviluppo Creativo (Italia), Merseyside Expanding Horizons (Reino Unido) y  European Innovation Consultancy and Network (Países Bajos).

 

¿Cuáles eran las cuestiones principales que pretendían abordar?

El objetivo del proyecto era mejorar la calidad de los servicios educativos a través de la capacitación de los educadores, los formadores, los profesores, los trabajadores sociales y otros profesionales dedicados a promover la inclusión sociolaboral de los migrantes vulnerables.

Los profesionales de las organizaciones socias ya habían trabajado en los ámbitos de la educación, la asistencia psicológica o la formación, y conocían las necesidades del sector de la EFP por su experiencia práctica. Uno de los principales escollos identificados fue el hecho de trabajar en el marco de un consorcio o comunicarse con distintos tipos de agentes.

Proporcionar formación en el seno de una estructura de apoyo a personas migrantes suele implicar trabajar en un equipo que además proporciona asistencia psicológica, jurídica y habitacional, entre otros servicios. En resumidas cuentas, esta iniciativa partía de la base de que para proporcionar el apoyo necesario a la población migrante es preciso conjugar la labor de distintos profesionales y agentes, sin dejar de atender las necesidades de los beneficiarios y conocer las características de su ruta migratoria y sus posibilidades de integración.

/hr/file/samin-project-epale-migrantsSAMIN project EPALE migrants

SAMIN project EPALE migrants

 

¿Qué es lo más difícil de trabajar con personas migrantes?

Desde el punto de vista del formador, uno de los principales retos es satisfacer las necesidades educativas de la población migrante sin aplicar fórmulas de «talla única». Ello pasa necesariamente por adaptar los métodos y las herramientas de apoyo y abordar las necesidades de cada persona.

Para fomentar la inclusión sociolaboral de las personas migrantes es preciso comprender que la vulnerabilidad es un atributo de la condición humana; es posible que los alumnos hayan sufrido experiencias traumáticas aún recientes.

Otra cuestión esencial es ayudar a los agentes implicados a comprender a la población migrante y desterrar los prejuicios. Este es uno de los motivos por los que nos propusimos concienciar sobre la importancia de lograr una mejor comunicación intercultural.

Adoptar un planteamiento holístico y centrado en las personas no es tarea fácil. Las personas desfavorecidas se enfrentan a distintos problemas relacionados con la vivienda, la salud, la educación, la validación de competencias y certificados o la creación de nuevos vínculos sociales, y cuando se presta asistencia educativa deben tenerse en cuenta todas estas dimensiones.

/hr/file/samin-project-epale-migrants-0SAMIN project EPALE migrants

SAMIN project EPALE migrants

 

Descríbanos algunos resultados del proyecto SAMIN.

Gracias a esta iniciativa hemos desarrollado nuevo material didáctico adaptado a los niveles local y europeo —además de mejorar el material ya existente— y hemos diseñado herramientas de formación para realizar un análisis comparativo: una plataforma de aprendizaje, un manual metodológico y un folleto sobre capacitación. También hemos puesto en práctica nuestro método de formación con alrededor de doscientas personas.

¿En qué medida ha contribuido esta experiencia de colaboración con socios de distintos países a su labor diaria?

Ya había trabajado en equipos multiculturales durante mis estudios y en anteriores empleos. Considero que se trata de un formato tremendamente enriquecedor, no solo por los conocimientos que se pueden adquirir sino también por su dimensión humana.

A nivel personal, me ha ayudado a mejorar mis capacidades de gestión y, en este sentido, me ha permitido desarrollar nuevas herramientas que ahora se utilizan en otros proyectos internacionales emprendidos por mi organización.

Uno de los aspectos más complejos del proyecto fue consensuar una visión común de determinadas nociones o conceptos, como el de migración, para el que fue necesario crear una definición de trabajo.

Si no hubiese participado en SAMIN, no habría tenido la oportunidad de descubrir de primera mano las diversas concepciones que tienen distintos países y organizaciones de lo que es la educación y formación profesional, así como de reflexionar sobre posibles estrategias para fomentar la cooperación a nivel europeo.

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn