Aller au contenu principal
Blog
Blog

La necesidad como territorio común

Despertar la curiosidad en los niños y niñas de nuestro sistema educativo no es un mal comienzo para todo el que quiere dedicarse a la tarea de enseñar. La curiosidad es el primer paso para la reflexión y el último antes del aprendizaje. Ser curioso es estar despierto a los cambios que nos propone el mundo desde sus millones de formas diferentes. Ser curioso es estar preparado para que el intelecto supere una prueba más de integración y adecuación, no solo al entorno, sino a todo lo que este nos ofrece.

Despertar la curiosidad en los niños y niñas de nuestro sistema educativo no es un mal comienzo para todo el que quiere dedicarse a la tarea de enseñar. La curiosidad es el primer paso para la reflexión y el último antes del aprendizaje. Ser curioso es estar despierto a los cambios que nos propone el mundo desde sus millones de formas diferentes. Ser curioso es estar preparado para que el intelecto supere una prueba más de integración y adecuación, no solo al entorno, sino a todo lo que este nos ofrece.

En este sentido, las administraciones no deberían perder esa cualidad en ninguno de los diferentes estamentos y programas en los que esté representada. La administración, en el más amplio sentido de la palabra, debe estar siempre alerta y curiosear constantemente porque de este ejercicio no puede sino salir buenas acciones. Las administraciones curiosas encuentran en el camino de inspección y reconocimiento rincones desconocidos y ayudas. Un barrio desfavorecido puede (y debería) ser un constante fluir de ideas y de ensayos. Donde la vivienda brilla por su ausencia, quizá el papel fundamental de la administración es el estudio y la reflexión, pero también la curiosidad de por qué en ciertas culturas el problema de la vivienda es menos lesivo que en otras y el porqué de que en ciertas culturas haya menos “homeless” que en otras. Incluso no existan.

Hace años que la Administración Educativa de Castilla-La Mancha descubrió que conseguir aprobar el carnet de conducir era prioritario para la independencia y para el desempeño laboral de algunas personas. Descubrió también que algunas de esas personas tenían bastantes problemas a la hora de aprobar el carnet de conducir. Eran personas que claramente necesitaban de una ayuda para poder aprobarlo. Fue entonces cuando la curiosidad puso en marcha al intelecto y consiguió reunir a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes con la Dirección General de Tráfico. De esa reunión surgió un programa específico de coordinación y ayuda, a través de los Centros de Educación para Personas Adultas, que significó la solución para muchas personas.

Hoy en día, y pese a lo avanzado dentro de los parámetros del sistema educativo, seguimos necesitando de este tipo de colaboraciones.

Ser curioso es, a menudo, el mejor de los caminos.

Login (0)
Étiquettes

Want to write a blog post ?

Don't hesitate to do so! Click the link below and start posting a new article!

Dernières discussions

Discussion EPALE : les compétences numériques comme moyen d'accéder aux opportunités de formation tout au long de la vie

Dans le cadre de notre focus sur les compétences numériques comme moyen d'accéder aux opportunités de formation, EPALE organise une discussion en ligne le 27 mai 2020.

Plus