chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Blog

Leer una frase: alfabetización en las cárceles de Inglaterra y Gales

15/12/2015
por Jodie Crossley
Idioma: ES
Document available also in: EN DE FR IT PL

/cs/file/prisoneducationjpgprison_education.jpg

 

Este año, el Año Internacional de la Alfabetización 2015 ha sido especialmente simbólico, una semana después del levantamiento oficial de las restricciones sobre los libros en establecimientos penitenciarios. Una controvertida política que impedía a los familiares y allegados de los reclusos enviarles libros, lo que provocó un considerable alboroto público, y que desembocó en un decisión del Tribunal Supremo en favor de los presos. Pero las cosas están mejorando. En julio, el nuevo secretario de Justicia, Michael Gove, dijo que la educación en las cárceles debe ser una prioridad, insistiendo especialmente en la importancia de la alfabetización para no convertir a los presos en "un problema, sino en miembros de la sociedad".

No pocos se sorprenderán de la demanda que tiene la lectura en prisión. Obviamente, también hay muchos presos que no quieren leer, que no saben o que no se sienten lo suficientemente seguros. La cárcel es un microcosmos de la sociedad, en el que están representadas personas de todos los contextos sociales, etnias y capacidades. Los datos del Ministerio de Justicia hablan de un 47 % de reclusos sin cualificación formal, pero desafortunadamente no contamos actualmente con estadísticas fiables que nos permitan determinar con exactitud el nivel de alfabetización en los establecimientos penitenciarios.

En el Prisoners’ Education Trust (PET) llevamos tiempo solicitando más datos, y ahora, gracias a las nuevas medidas para la evaluación de los índices de alfabetización y aritmética elemental entre los presos, esperamos tener pronto una idea más precisa. En el futuro, el sistema de "evaluación universal" debe servir de referencia de las capacidades y aptitudes de los presos, lo que ayudará a proporcionar el material adecuado para todos. Es normal que los proveedores de la enseñanza se centren en las capacidades funcionales de alfabetización y aritmética elemental, pero existe igualmente una necesidad de ofrecer cursos que les permitan ir más allá, y de ese vacío nos ocupamos, mientras tanto. El PET presta ayuda a aproximadamente 2.000 presos al año en toda Inglaterra y Gales, permitiéndoles estudiar un gran número de cursos sobre temas y a niveles a los que no podrían acceder de otro modo. Entre los cursos de aprendizaje a distancia se incluyen los de Secundaria, Bachillerato, Diplomas de ciencia y tecnología empresarial y módulos de Acceso Abierto a la Universidad. Una labor que ayuda a reducir los índices de reincidencia.

Muchos de nuestros cursos tienen la alfabetización como núcleo central. Nuestros alumnos aprenden a desarrollar su vocabulario y su capacidad de pensamiento crítico, a leer y a analizar textos, a interpretar preguntas y a realizar las tareas que se les asignan.  También aprenden a estructurar trabajos escolares y a escribir para diferentes audiencias.  Y también financiamos cursos de escritura creativa, periodismo y literatura inglesa.

Pero existen muchas otras organizaciones y personas que también ofrecen ayuda a los presos. En las visitas del PET a las cárceles del país, nos encontramos con bibliotecarios, educadores y tutores de presos que trabajan con voluntarios de comunidades locales y organizaciones benéficas para mejorar el nivel cultural de la población. Por otra parte, muchas de las bibliotecas de las cárceles son verdaderos centros de aprendizaje que ofrecen numerosas oportunidades, desde la organización Storybook Dads, que graba a los presos leyendo cuentos para dormir a sus hijos, hasta los grupos de lectura de las prisiones, un modo informal de leer y comentar libros, relatos cortos o poesía en grupo.

Las organizaciones de voluntarios pueden ayudar a todos los niveles, ya sea a las personas que están aprendiendo a leer, a las que quieren progresar con un libro pero necesitan ayuda, o a las personas con dislexia que no quieren aprender en clases normales. He conocido a muchos hombres y mujeres en las cárceles que dedican su tiempo a ayudar a los demás, a enseñarles a leer a través del Programa de lectura Shannon Trust. Cuando una persona empieza a aprender, quiere seguir haciéndolo, y aquí es donde interviene el programa Read Ahead de la Reading Agency. Se trata de un programa que premia a las personas que completan seis lecturas.  Por su parte, la organización Quick Reads proporciona material de lectura para adultos, libros de autores de éxito, pero en formatos más cortos y accesibles, que gozan de buena acogida entre los nuevos lectores. Todas estas fórmulas son maneras esenciales de aprovechar la recién adquirida capacidad de lectura, y de garantizar el desarrollo del amor por la misma.

Cuando estás encerrado, la lectura puede abrirte la mente, ayudarte a imaginar un futuro diferente, a empatizar con los demás y, en definitiva, a aspirar a una vida de esperanza y oportunidades fuera de la cárcel.

Les dejo con las palabras de una de las personas a las que hemos ayudado, Erwin James, hoy columnista de The Guardian: "Cuando fui a la cárcel no esperaba nada bueno, era una persona sin educación e incapaz de expresarse correctamente. Por suerte, la cárcel de Wandsworth tenía una biblioteca. Leer me ayudó a pensar, y después a aprender. Hoy llevo fuera 10 años, y puedo asegurar que sin los libros no hubiera conseguido ser la persona que soy hoy.

Rod Clark entró a formar parte del Fondo de educación de reclusos en febrero de 2013,  tras una amplia carrera en el ámbito de la política social pública.  Gran parte de esta carrera estuvo dedicada a la Seguridad Social, trabajando en proyectos de gestión de políticas, estrategias y planificación, y durante un tiempo como Jefe de gabinete de Alistair Darling como Secretario de Estado de Seguridad Social.  Asimismo, ha formado parte del Consejo directivo del Departamento de Asuntos Constitucionales como Director General de Estrategias en la fusión del Servicio Nacional de Gestión de Reclusos que dio lugar a la creación del Ministerio de Justicia.  También ha sido Presidente Ejecutivo del organismo público de educación, la National School of Government.

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn