chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Blog

Promover la tolerancia y la comprensión: el papel específico de la educación de adultos

28/02/2019
by NSS ES
Idioma: ES
Document available also in: EN BG FR HU LV HR PL CS DE EL

Dos años después de la Declaración de París sobre ciudadanía y derechos humanos, el coordinador temático de EPALE, Andrew McCoshan, analiza el papel que la educación de adultos puede desempeñar en la promoción de los valores de libertad, pluralismo y no discriminación.

Intensificar avances

Hace poco más de dos años que los Ministros de Educación de la UE adoptaron la Declaración sobre la promoción de la ciudadanía y los valores comunes de libertad, tolerancia y no discriminación a través de la educación. El año pasado, un informe Eurydice reveló que, si bien los Estados miembros habían tomado medidas para aplicar políticas en todos los sectores de la educación, la educación de adultos había sido algo descuidada. Por entonces, la educación de adultos sólo se había centrado a las tres regiones de Bélgica, Bulgaria, Francia, los Países Bajos, Suecia, Inglaterra y Gales.  Es evidente que existe un gran margen para que la educación de adultos intensifique avances en este ámbito.

“Declaración sobre la promoción de la ciudadanía y de los valores comunes de libertad, tolerancia y no discriminación a través de la educación" - París, marzo de 2015.

La Declaración define objetivos comunes para los Estados miembros e insta a la UE a garantizar el intercambio de ideas y buenas prácticas con vistas a:

  • Asegurar que los niños y jóvenes adquieran competencias sociales, cívicas e interculturales, promoviendo los valores democráticos y los derechos fundamentales, la inclusión social y la no discriminación, así como la ciudadanía activa.

  • Mejorar el pensamiento crítico y la alfabetización mediática, en particular en el uso de Internet y los medios sociales, a fin de desarrollar la resistencia a todas las formas de discriminación y adoctrinamiento.

  • Fomentar la educación de los niños y jóvenes desfavorecidos, garantizando que nuestros sistemas de educación y formación respondan a sus necesidades.

  • Promover el diálogo intercultural a través de todas las formas de aprendizaje en cooperación con otras políticas y partes interesadas pertinentes.

La educación de adultos está en una buena posición para hacer una aportación extraordinaria…

Aunque faltan datos sobre lo que funciona en este ámbito y por qué, el informe (enlace externo) elaborado por la Red Europea de Expertos en Aspectos Sociales de la Educación y la Formación (NESET II) ofrece información importante al respecto. Si bien el informe trata principalmente de la educación escolar, sus conclusiones y recomendaciones pueden ser utilizadas para generar sugerencias sobre las maneras en que la educación de adultos puede participar en la agenda establecida en París:

  • Desarrollar enfoques a nivel institucional: Las instituciones de educación de adultos pueden proporcionar lugares únicos donde personas de diversas comunidades puedan reunirse. Por lo tanto, tienen la oportunidad de contribuir de manera significativa creando entornos  que celebran la diversidad entre instituciones, así como en entornos de aprendizaje individuales.

  • Crear prácticas auténticas a través de la colaboración y alianzas con grupos comunitarios y el tercer sector: Será difícil para las instituciones de educación de adultos construir auténticos espacios y enfoques de diversidad sin la ayuda de grupos comunitarios locales. Además, las ONG del tercer sector pueden ser una fuente inestimable de conocimientos especializados a los que pueden recurrir los educadores de adultos.

  • Llegar a todas las comunidades: Los educadores/as de adultos tienen la oportunidad de promover la cohesión asegurando que sus programas sean accesibles a personas de todas las comunidades. Esto puede requerir la realización de nuevas actividades para llegar a las comunidades que normalmente no participarían en la educación formal, utilizando tanto la extensión física como las plataformas de los medios de comunicación social.

  • Asegurarse de que las pedagogías sean culturalmente sensibles: Además de llegar a las comunidades, las instituciones de educación de adultos deben revisar sus currículos y pedagogías para asegurarse de que sean atractivos para las personas de diversos orígenes culturales, a fin de reflejar el hecho de que las diferentes comunidades pueden aprender de diferentes maneras.  Las pedagogías activas y participativas, la educación cooperativa y el aprendizaje entre iguales pueden ser apropiadas.

  • Liderazgo efectivo para la diversidad: Como señala el informe NESET II, es necesaria una mayor diversidad en la gestión de la educación en toda Europa: faltan personas de comunidades minoritarias en puestos de autoridad. Los líderes existentes también necesitan ser apoyados con una formación adecuada en materia de gestión para ayudar a crear enfoques positivos hacia la diversidad.

  • Formación eficaz del profesorado: Los educadores/as de adultos deben recibir una formación adecuada para abordar la diversidad en los entornos de aprendizaje en los que trabajan mediante el uso de nuevas pedagogías con sensibilidad cultural. También necesitan formación sobre cómo manejar los prejuicios y la intolerancia que pueden encontrar en cualquier momento de su jornada laboral.

...pero aún quedan cuestiones por resolver

No cabe duda de que estas oportunidades también plantean nuevos interrogantes para la educación de adultos:

  • La gran parte de la educación de adultos se centra en el desarrollo de habilidades lingüísticas, matemáticas y digitales para adultos que, por cualquier razón, no las adquirieron suficientemente en la escuela. Pero, ¿es ahora tan vital que la ciudadanía sea vista como una "habilidad básica" en la educación de adultos?

  • Si se considera a la ciudadanía de esta manera, ¿qué podemos hacer al respecto?Hay buenos ejemplos en los que la educación en derechos humanos y tolerancia han integrado programas de educación de los migrantes (por ejemplo, la Menneskerettighets Akademiet de Noruega (el enlace es externo) - Academia de Derechos Humanos). Pero, ¿hasta qué punto es realista esperar que la ciudadanía integre toda la educación básica de adultos? ¿Qué obstáculos podrían encontrarse?


Andrew McCoshan ha trabajado en educación y formación durante más de 30 años. Durante más de 15 años ha realizado estudios y evaluaciones para la UE, y antes de eso fue consultor en el Reino Unido. Andrew es actualmente investigador y consultor independiente, experto en ECVET para el Reino Unido, e investigador asociado senior en el Educational Disadvantage Centre de la Dublin City University en Irlanda.

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn
Refresh comments Enable auto refresh

Mostrando del 1 - 2 al 2
  • Imagen de Hayat Faqeer

    I think whithin the field of TEFL, it is yet to pubish text-books that can be happily taught with an approach to tolerance, understanding and diversity. I think it might be quite difficult to accomplish this while having in mind the entire globe and issues within.

     

  • Imagen de Hayat Faqeer

    I think whithin the field of TEFL, it is yet to pubish text-books that can be happily taught with an approach to tolerance, understanding and diversity. I think it might be quite difficult to accomplish this while having in mind the entire globe and issues within.