chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Blog

Educar en prisión: una experiencia difícil, primera parte

13/12/2018
by NSS UK
Idioma: ES
Document available also in: EN DE FR PL

/es/file/booksladder1smalljpg-0books_ladder_1_small.jpg

A ladder leans against a stack of books

El Servicio Escocés de Prisiones (SPS) puso en marcha su nueva Estrategia de aprendizaje y competencias en 2016, la cual expone el claro propósito de garantizar «que todas las personas a nuestro cargo tengan la oportunidad de participar en actividades docentes creativas y flexibles a fin de que aprovechen su potencial, se inspiren para cambiar y se refuercen como individuos».

Este planteamiento se basa esencialmente en un enfoque de la educación de corte liberal, que ofrece una serie de actividades creativas y basa el aprendizaje en las necesidades de la persona en la máxima medida posible.

Aunque las competencias en lectoescritura y matemáticas son importantes para la comunicación, la comprensión y el entendimiento del mundo laboral, normalmente se han presentado usando métodos de la tiza y la pizarra tradicionales y desfasados. Para aplicar un enfoque más «práctico desde el punto de vista social», hemos ampliado la diversidad del aprendizaje combinado o temático basado en proyectos.

Aprendizaje combinado o temático basado en proyectos

El principal fallo del sistema educativo ha sido no lograr ofrecer una serie de materias que resulten interesantes, estimulen a los alumnos y fomenten la participación en el aprendizaje. En Escocia, en estrecha colaboración con la institución educativa central Fife College, hemos mejorado y perfeccionado nuestros métodos de impartición de la docencia durante varios años, usando el aprendizaje combinado o temático basado en proyectos.

Este método de intervención educativa integra una serie de materias históricas o temas contemporáneos, ya que su cometido central es analizar aspectos de interés fundamentales (a menudo controvertidos), lo que fomenta un pensamiento crítico y lateral y suele contribuir a la autorreflexión. Algunos ejemplos de las temáticas abordadas serían, entre otras, los eventos deportivos de ámbito nacional, los temas de actualidad y los asuntos controvertidos que han demostrado ser especialmente eficaces a la hora de implicar, motivar, informar y desafiar opiniones muy arraigadas de los alumnos.

El atractivo global que presentan los temas de actualidad también permite organizar una serie de iniciativas a diferentes niveles para cada alumno individual que normalmente sirven de estímulo para actividades creativas asociadas en el ámbito de la escritura, la poesía y las artes plásticas. Por lo tanto, también se puede incluir o diseñar una amplia variedad de acreditaciones en relación con diferentes actividades, para ofrecer una titulación o contribuir a programas de aprendizaje más amplios.

Por lo general, estos proyectos han incluido aportaciones «externas» de socios tales como el museo Black Watch para nuestro proyecto sobre la Primera Guerra Mundial; el Holocaust Memorial Trust para nuestro proyecto sobre la Segunda Guerra Mundial; y algunos ponentes políticos defensores de ambas posturas durante el debate acerca del referéndum. Los proyectos han abordado así mismo varias causas benéficas y contribuciones orientadas a la concesión de la denominación de Ciudad de la cultura.

Programas de colaboración

También hemos promovido y creado programas de colaboración más amplios, con unos planes de estudio intensivos y extensos que, de otro modo, no hubieran estado a disposición de los alumnos del ámbito penitenciario. Por ejemplo, nuestro proyecto Cell Block Science, financiado por el Welcome Trust a través de la Universidad de St Andrews, ofrece asignaturas de Matemáticas e Ingeniería Tecnológica Científica (STEM) a los reclusos y sus familias en seis prisiones de Escocia. 

Este programa también incluye la aportación fundamental de las universidades de Aberdeen, Edimburgo y Strathclyde. Este innovador programa fue galardonado recientemente con el premio de colaboración nacional Herald, por haber demostrado tener un «impacto transformador» en la educación y la labor de colaboración.

De igual manera, nuestra iniciativa en materia de astrobiología, en colaboración con la Universidad de Edimburgo, ha dado lugar a un increíble trabajo que ha derivado en la publicación de un libro por parte de nuestro socio principal y de la British Interplanetary Society «Life Beyond, from prison to Mars» (La vida en el más allá, de la cárcel a Marte), en el que se destaca la labor de los reclusos escoceses en el diseño de una estación espacial para Marte.  Este programa ha presentado las ventajas de la exploración científica, la colaboración, la democracia y la ciudadanía, y ha fomentado la empatía.

Los reclusos de un establecimiento se dedican actualmente a cultivar y supervisar el crecimiento de alimentos de origen vegetal que han arraigado en basalto, con el objetivo de imitar las condiciones de Marte. Se trata de un estudio científico sobre la vida real, que proporcionará información para la futura labor de la universidad y de los socios generales que participen en este innovador trabajo.

Nuestra colaboración con otros departamentos de las Universidades de Edimburgo y Glasgow ha motivado la presentación y ampliación de proyectos filosóficos en una serie de centros penitenciarios escoceses.

En ellos se analizan los preceptos fundamentales de una sociedad justa, examinando las bases de la epistemología, la ética, la autorreflexión y el pensamiento crítico. Estas colaboraciones también han fomentado el apoyo a alumnos de enseñanzas superiores por medio de programas de lectura estructurados y de la prestación de ayuda por parte de compañeros estudiantes de la Universidad de Napier.

Éxitos y desafíos

En resumen, los diferentes trabajos de colaboración de carácter innovador y creativo ayudan a estimular el interés y la participación, trascendiendo metodologías docentes más correctivas y desfasadas que ofrecen resultados limitados. Nuestra experiencia nos indica que para captar el interés de los adultos por el aprendizaje, en especial de aquellos que se encuentran desmotivados o que llevan un tiempo considerable sin haber cursado actividades de formación, hay que ofrecerles algo atractivo e interesante, que les desafíe a adquirir nuevas competencias y al mismo tiempo ponga a prueba su manera de pensar por medio de enfoques hacia el aprendizaje de corte liberal y naturaleza crítica.

Aunque, al igual que muchas otras jurisdicciones, todavía tenemos desafíos que superar en cuanto a implicación, cultura y número de reclusos en los centros penitenciarios, estamos seguros de que este enfoque reporta resultados y resulta adecuado dada la reciente disminución de la población penitenciaria en Escocia y el nivel de delincuencia en mínimos históricos. Sin embargo, no damos por sentadas estas tendencias y seguimos consultando a diferentes socios y organizaciones artísticas para diseñar programas e intervenciones que sigan inspirando cambios y transformen las vidas de las personas.

/es/file/jameskingspspngjames_king_sps.png

A photo of James King

Jim ocupó el puesto de director de educación en 2011, haciéndose cargo de la supervisión de toda la educación, las artes y las bibliotecas del sistema penitenciario y representando al SPS en foros nacionales sobre educación. Jim ha fomentado el uso de las artes y el aprendizaje temático basado en proyectos para motivar a los alumnos e introducir innovaciones en los sistemas educativos penitenciarios. Originario de Glasgow, Jim tiene su oficina en la sede del SPS en Edimburgo pero viaja con frecuencia por todas las prisiones escocesas. En la actualidad, dirige un análisis internacional de los sistemas de enseñanza penitenciarios en nombre de Europris y de la Asociación Europea de Educación Penitenciaria (EPEA).

Por lo que respecta a su formación, Jim posee una Licenciatura en Ciencias Sociales (GCU, Glasgow), realizó un curso de posgrado en Trastornos del Desarrollo (Universidad del Sur de Gales); posee un Máster en Educación para Adultos (Universidad de Glasgow), otro en Alfabetización y Estudios del Lenguaje (Universidad de Lancaster) y recientemente ha terminado un Máster en Criminología por la Universidad de Cambridge. 

Tal vez le interese también:

Educar en prisión: Una experiencia difícil, segunda parte (blog)

La música como herramienta de mejora, educación y reinserción (blog)

La educación penitenciaria como una «actividad deliberada» en instituciones escocesas que atienden a jóvenes delincuentes (blog)

Oferta de conocimientos y servicios educativos de Belfast Met en centros penitenciarios de Irlanda del Norte (blog)

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn