Pasar al contenido principal
Blog
Blog

El aprendizaje no formal en el lugar de trabajo: ¿reciben los adultos una formación de calidad?

La mayor parte del aprendizaje que se produce en los lugares de trabajo no es de carácter formal. El coordinador temático de EPALE Andrew McCoshan analiza lo que se sabe y se desconoce a este respecto, así como cuestiones relativas a la calidad.

Non-formal workplace learning

La mayor parte del aprendizaje que se produce en los lugares de trabajo no es de carácter formal. El coordinador temático de EPALE Andrew McCoshan analiza lo que se sabe y se desconoce a este respecto, así como cuestiones relativas a la calidad.

 

El aprendizaje en el lugar de trabajo ha adquirido una relevancia creciente en los últimos años, en especial gracias a la promoción y el desarrollo de la formación profesional a nivel europeo. No obstante, en la gran mayoría de los casos, el aprendizaje en el lugar de trabajo es de carácter no formal, y esta es una de las razones de que se sepa tan poco sobre esta cuestión.

¿En qué consiste el aprendizaje no formal?

Según las definiciones de la Unión Europea, el aprendizaje no formal es el derivado de actividades planificadas (en cuanto a objetivos didácticos y duración) y en el que existe alguna forma de apoyo al aprendizaje (como, por ejemplo, una relación entre estudiante y profesor). Puede abarcar programas para impartir capacidades laborales, alfabetización de adultos y la educación básica para personas que han abandonado la escuela prematuramente. Algunos casos muy comunes de aprendizaje no formal son la formación dentro de la empresa (a través de la cual las empresas actualizan y mejoran las capacidades de sus trabajadores, como el manejo de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC)), el aprendizaje en línea estructurado (por ejemplo, utilizando recursos educativos abiertos) y cursos organizados por organizaciones de la sociedad civil para sus miembros, su grupo destinatario o el público en general.

En cambio, el aprendizaje formal es el que tiene lugar en entornos organizados y estructurados, dedicado específicamente al aprendizaje, y por lo general da lugar a la concesión de una cualificación, normalmente en forma de certificado o de título, y abarca los sistemas de enseñanza general, de formación profesional inicial y de enseñanza superior.

Una función indispensable...

El aprendizaje no formal en el lugar de trabajo representa una fuente vital de aprendizaje para los adultos. Las estadísticas de la UE revelan que, de media, una tercera parte de la población activa ha participado en iniciativas de aprendizaje profesional no formal auspiciadas por los empleadores en cualquier periodo de doce meses y que casi un 71 % del número total de horas dedicadas por los adultos a la educación y la formación están relacionadas con el trabajo y promovidas por los empleadores, aunque existe un gran variación entre distintos países. 

No hay duda de que el aprendizaje no formal en el lugar de trabajo desempeña una función indispensable a la hora de dotar tanto a empleadores como a empleados de las competencias que requieren y que están directamente relacionadas con las labores que realizan. Asimismo, el hecho de que los empleadores promuevan gran parte del aprendizaje de adultos demuestra que los primeros están solventando carencias de personas que, de otra forma, quizás no pudieran recibir formación dado su coste.

 

Pero existen lagunas importantes

Sin embargo, las estadísticas dejan clara constancia de otras dos características:

  1. Existen diferencias de género: el 77 % de las horas dedicadas por los hombres adultos al aprendizaje no formal en los veintiocho países de la UE estaban relacionadas con el trabajo y fueron propiciadas por los empleadores, mientras que, en el caso de las mujeres, esta cifra era del 65 %. En algunos países este desequilibrio era mayor. Por ejemplo, en Italia y la República Checa las diferencias porcentuales se elevaron hasta diecinueve y diecisiete puntos, respectivamente, en el año 2011. Se desconocen los motivos que subyacen a estas diferencias. Podrían deberse a los patrones generales de participación en iniciativas de aprendizaje y/o de otra índole que se producen en los lugares de trabajo, tales como las diferencias de salario y condiciones entre hombres y mujeres.
  2. Existen diferencias en el nivel educativo: las personas con un nivel educativo alto son más proclives a recibir formación no formal auspiciada por los empleadores —alrededor de un 71 % de las personas con educación universitaria o secundaria superior, comparado con un 65,5 % de participación de personas con educación secundaria o inferior—. Esta diferencia es especialmente amplia en algunos países —en Polonia un 75 % y un 51 %, respectivamente, en Chipre un 68 % y un 49 %, por ejemplo—. También hay naciones en las que las proporciones son similares o incluso las diferencias se producen a la inversa —en Bulgaria un 85 % y un 95 %, en España un 66 % en el caso de ambos grupos, en Italia un 56 % y un 58 %, y en Portugal un 77 % y un 64 %—. Una vez más, no se conocen las razones de estos patrones.

 

Algunos aspectos cualitativos clave requieren de más investigación

La clave para el éxito de las iniciativas de aprendizaje no formal en el lugar de trabajo estriba en hasta qué punto las empresas comprenden correctamente sus necesidades en materia de formación. Desafortunadamente, tal y como se desprende de un informe Cedefop reciente, a menudo los empleadores desconocen las áreas en que deberían invertir en lo que respecta a su personal y carecen de estrategias de inversión en aprendizaje en el lugar de trabajo.

¿Cómo se imparte la formación? Gran parte de la enseñanza no formal en el lugar de trabajo suele ser impartida por las propias empresas o bien se encarga a entidades externas. La formación impartida en las empresas suele estar restringida a las empresas más grandes, que disponen de estrategias de recursos humanos, del personal necesario y de sistemas de calidad bien desarrollados. Por el contrario, las empresas de menor tamaño son más propensas a servirse de programas de formación breves —un mercado al alza— que se imparten a escala local o —cada vez más— en línea. Hay poca información sobre estos mercados de formación privada y sobre sus puntos fuertes y débiles. En esta clase de mercados no regulados es probable que exista una gran variabilidad en lo que a la calidad se refiere, y cabe preguntarse hasta qué punto le resultará fácil a las empresas encontrar formación de calidad que se adapte a sus necesidades.

 

Una oportunidad para los docentes de adultos

Se debe investigar mucho más para determinar el grado de calidad del aprendizaje no formal en el lugar de trabajo que se está poniendo a disposición de los adultos. Sin embargo, la parte positiva de este tipo de aprendizaje es que posibilita el desarrollo de las capacidades necesarias para empleadores y empleados. Además, para muchos adultos, supone la única opción de recibir alguna formación.

A su vez, existen cuestiones relevantes por esclarecer sobre cómo se distribuyen las oportunidades relacionadas con este tipo de aprendizaje entre hombres y mujeres, por un lado, y entre personas con diferentes niveles educativos, por otro. Asimismo, probablemente muchos empleadores —especialmente pymes— apreciarían muchos el hecho de recibir apoyo para definir sus necesidades de formación y de encontrar formadores de alto nivel.

A mi juicio, los docentes de adultos y las entidades del sector público dedicadas a este sector tienen mucho que ofrecer a este respecto gracias a sus aptitudes y experiencia. En algunos países, como pueda ser el Reino Unido, el diseño y la impartición de cursillos para empleadores ya suponen una parte importante de la labor que ejercen los docentes de adultos.


Andrew McCoshan se ha dedicado al ámbito de la educación y la formación durante más de treinta años. Lleva más de quince años realizando estudios y evaluaciones para la UE y, antes de eso, era consultor del Reino Unido. En la actualidad, Andrew ejerce de investigador y consultor independiente, también es experto del ECVET para el Reino Unido e investigador sénior asociado en el Centro de Desventajas Educativas de la Universidad de la Ciudad de Dublín (Irlanda).

Login (10)

¿Quieres otro idioma?

Este documento también está disponible en otros idiomas. Por favor, selecciona un de abajo.

Want to write a blog post ?

Don't hesitate to do so! Click the link below and start posting a new article!

Últimos debates

Enfoques temáticos de la EPALE 2021. ¡Empecemos!

Os invitamos a enriquecer con vuestras aportaciones y conocimientos lo que va a ser un año intenso. Empecemos por participar en este debate en línea. El debate en línea tendrá lugar el martes 9 de marzo de 2021 de 10 a 16 horas CET. La discusión escrita será introducida por un directo con una introducción a los focos temáticos de 2021, y será presentada por Gina Ebner y Aleksandra Kozyra de la AEEA en nombre del Consejo Editorial del EPALE.

Más

Discusión de EPALE: Aprendizaje mixto en la educación de adultos

En este contexto, el jueves 26 de noviembre de 2020, a partir de las 10.00 horas hasta las 16.00 horas CET, EPALE acogerá un debate en línea sobre el aprendizaje mixto en la educación de adultos. El debate tendrá un nuevo formato, comenzando a las 10 con una transmisión en vivo de 30 minutos, acompañado y seguido por el debate sobre los comentarios de la plataforma.

Más