chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Blog

Las Universidades Populares (UU.PP.) de España ante el reto que plantea el proyecto Erasmus+ KA2 ELMO (Enhancing Learning Motivation- Fomento de la Motivación para el Aprendizaje)– Asociación estratégica para el intercambio de buenas prácticas.

10/04/2019
by Mónica Calurano...
Idioma: ES

La Federación Española de Universidades Populares -FEUP-, y por extensión las Universidades Populares que integran su red, colaboran en el proyecto ELMO como socias de esta iniciativa que, adscrita al programa Erasmus+ KA2, centra su interés en la generación de propuestas metodológicas en el campo de la didáctica aplicada a la educación de adultos, pero sobre todo en la experimentación de estrategias en las aulas que refuerzan los elementos emocionales presentes en el proceso formativo. Coincidimos plenamente en la elección de su objetivo: enfatizar el carácter emocional del proceso educativo por encima del proceso cognitivo.

De esta forma, desde la FEUP y las Universidades Populares asumimos que los objetivos que perseguimos como institución de educación de adultos a lo largo de toda la vida coinciden con las visiones humanistas que destacan que la educación, además de ser un proceso formativo relacionado con la adquisición de ciertos conocimientos y habilidades, es el punto espaciotemporal en el que se desarrollan los cimientos de la civilidad y el reconocimiento del yo y de los otros. El lugar en el que la cultura comienza a generar frutos y la comprensión y la aceptación a germinar emociones.

Por ello, las prácticas en el aula han de estar tan motivadas por el logro cognitivo, como por la generación de una atmósfera de recepción de aportaciones culturales y de fortalecimiento de las emociones que allí habrán de tener lugar. Y esta previsión es válida en cualquier espacio educativo, pero destaca con mayor intensidad en la educación de personas adultas y en el acompañamiento formativo de grupos desfavorecidos de jóvenes y, sobre todo, de población migrada o asilada. Las razones de esta afirmación son varias:

En primer lugar, porque una parte de la población de los grupos identificados como desfavorecidos acude a procesos de formación de un modo no tan voluntario como ocurría con anterioridad. El voluntarismo tradicional, soporte de la motivación educacional, remite ante la pujanza de la necesidad de aprender otro idioma, dominar una tecnología ajena o prepararse para la obtención de alguna credencial administrativa laboral de seguridad, sanitaria o de tráfico, entre otras.

En segundo lugar, porque ante la percepción de la necesidad de formarse a lo largo de toda la vida, la inclusión de sujetos en procesos educativos "forzados" a causa de los requerimientos formativos que surgen reiteradamente deriva en una disminución de las emociones primitivas y genera ambientes de obligatoriedad que van contra el principio educativo por excelencia: aprender, aprender a desear y aprender a lograrlo en una atmósfera de colaboración grupal.

Al desaparecer -al menos en parte- la automotivación derivada del voluntarismo, no queda otra forma de recuperación de los valores intrínsecos de la educación que fortalecer los elementos ambientales y emocionales del proceso formativo. Convertir la experiencia educativa en una experiencia gratificante en sí misma y satisfactoria no solo por el logro cognitivo, sino y sobre todo por el desarrollo personal conectado estrechamente a la práctica educativa, ha de ser el objetivo. Se trata de convertir el aula en un oasis de amabilidad en el áspero entorno en el que se desenvuelve la vida de tantos individuos forzados a ello por su condición de sujetos pertenecientes a los grupos sociales desfavorecidos, que acuden con regularidad a las instituciones de formación que nos hemos comprometido en la propuesta ELMO.

 

Un fenómeno no tan novedoso.

Con este proyecto, asumimos la iniciativa de combatir tanto el abandono temprano de los procesos formativos, como el fracaso en sí mismo. Pretendemos evitar la reiteración de cursos por las mismas personas y dulcificar el conflicto que pueda derivarse de la heterogeneidad de participantes en la formación de adultos. Estas manifestaciones de malfuncionamiento concurren en distintos lugares de Europa y es un fenómeno que afecta también a la realidad española.

Sin embargo, no estamos ante un fenómeno novedoso. Lo que le está ocurriendo a la formación de adultos es un hecho ya constatado. Si acaso, lo que resulta más llamativo es que este fenómeno se produzca ahora en tramos de educación no formalizada, regular u obligatoria. El abandono temprano, el fracaso o el conflicto son cuestiones de fondo en toda reflexión educativa y suponen un reto pedagógico a todos los niveles, pero su mayor virulencia se halla en los tramos de educación formal obligatoria, y ello se entiende que es causado por razones obvias. Además, en estos espacios, el combate contra el malfuncionamiento tiene limitaciones de todo tipo, las cuales son particularmente intensas en lo que tiene que ver con la obtención de credenciales oficiales.

Afortunadamente, dichas limitaciones no están presentes del mismo modo en las prácticas de educación de adultos, pero esto no significa que el problema no exista en nuestro entorno, sino que disponemos de un mejor arsenal para combatirlo.

Las y los participantes en la iniciativa ELMO nos planteamos recabar el máximo número posible de experiencias con el fin de trasladarlas a docentes y formadores de las redes europeas de enseñanza de adultos. En relación con esto, será fundamental desarrollar estrategias de aula vinculadas a la creación de una atmósfera educacional que tienda a promover la emoción y la empatía como vehículo adecuado para la transmisión del conocimiento en entornos agitados como los que se generan entre los colectivos desfavorecidos descritos.

Promover el cambio de actitud de las alumnas y alumnos frente al proceso educacional requiere realizar esfuerzos en todo aquello que convoca la emoción, los sentimientos proactivos y el espíritu de colaboración, tres elementos que son sin duda la clave del éxito educativo. Y todo ello se construye a partir de la presencia del educador y de su capacidad y recursos para generar una atmósfera de confort como la que aspiramos a consolidar.

El educador y sus recursos constituyen la pieza clave. Algunos de dichos recursos son materiales, pero superado cierto umbral, lo más importante son los recursos inmateriales, difíciles de definir y por ello aún más difíciles de compartir. En ELMO, nos comprometemos con la idea de intercambiar experiencias educativas impulsadas más por la presencia de estos últimos recursos inmateriales, que apoyadas en la existencia de los primeros.

 

La particularidad de la experiencia española.

La conformación geográfica y administrativa de España, con 17 comunidades autónomas y miles de poblaciones de todos los tamaños, modela el diseño y la presencia de las Universidades Populares (UU.PP.) en cientos de esas poblaciones. Las enormes distancias entre localidades han reforzado el carácter de fuerte radicación de cada centro, de cada sede de las UU.PP. en las poblaciones donde desarrollan su labor educativa. Cada Universidad Popular establece con su población una relación única y extraordinariamente idiosincrásica.

Esto tiene sin duda sus inconvenientes, pero también presenta elementos extraordinariamente positivos que queremos realzar aquí, y que proponemos como una de las claves para proyectar un modelo educativo orientado al fomento de las emociones: la proximidad.

Con este término, no pretendemos referirnos a la proximidad física, sino a la proximidad emocional. La relación existente entre las personas encargadas de la formación y dirección de cada una de las Universidades Populares y la población a la que ofrecen sus servicios es de tipo vecinal, y con ello, queremos decir que les une una sintonía y un conocimiento profundo y recíproco.

Esta proximidad impulsa la creación de esa atmósfera que consideramos esencial para acompañar el proceso educativo insertado en la vivencia emocional adecuada. Las resistencias que pueden surgir de la singularidad de los distintos colectivos de alumnas y alumnos pertenecientes a grupos desfavorecidos no van a resolverse exclusivamente por el reconocimiento de la cercanía entre los educadores y ellos mismos, pero es sin duda uno de los disolventes más potentes de cuantos conocemos.

Analizar el modo y las formas en que esta cercanía se traslada del ámbito social general al interior del centro formativo será una de las aportaciones nucleares que FEUP y las Universidades Populares de España aportarán al proyecto ELMO.

Para más información, acceda a la noticia publicada en la web de la Federación Española de Universidades Populares: http://www.feup.org/comienza-el-proyecto-elmo-enhancing-learning-motivation/

/es/file/logojpg-90logo.jpg

ELMO project

 

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn