chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Blog

La solidaridad intergeneracional puede hacer los sueños realidad

25/10/2017
by Gina Ebner
Idioma: ES
Document available also in: EN LV FR DE IT PL HU NL

/es/file/intergenerational-solidarityIntergenerational solidarity

Intergenerational solidarity

 

Joaquim BarrioMame Darra Ndiaye y Bernat Oró, de la escuela de personas adultas de La Verneda-Sant Martí, compartieron con EPALE el planteamiento que ha permitido a este centro crear clases viables con alumnos de distintas edades.

 

Aprendizaje mutuo entre generaciones

Durante los primeros días de clase, los alumnos más mayores que se habían matriculado en el curso para obtener el título de Graduado en Educación Secundaria eran los más puntuales y se sentaban en la primera fila. Los más jóvenes, por su parte, a menudo llegaban tarde y se sentaban en las filas del fondo. Hablaban alto durante la clase y molestaban a los alumnos de más edad. Hasta que un día, los más mayores decidieron cambiar de sitio. Así, cuando los más jóvenes llegaron tarde, tuvieron que ocupar las sillas que quedaban, y mezclarse con otros alumnos. Ese día cambió todo. De repente, el entorno de aprendizaje evolucionó para mejor.

Algunos de los alumnos más jóvenes mostraban tanto entusiasmo e interés por aprender que contagiaron al resto del grupo. Otros, compartían nuevas técnicas de estudio, destrezas o conocimientos prácticos. Juntos, lograron avanzar hacia sus objetivos académicos. Todos ellos aprendieron mucho porque se ayudaron los unos a los otros. Aparte de obtener el título de Graduado en Educación Secundaria, casi sin darse cuenta, también recibieron solidaridad y amistad.

 

Adiós a los antiguos métodos

Es hora de abandonar los modelos tradicionales de educación de personas adultas basados en el concepto de educación compensatoria. A menudo, las instituciones educativas diseñan su oferta de formación para adultos centrándose en satisfacer las necesidades de los jóvenes que abandonaron sus estudios, al estilo de las denominadas «escuelas de segunda oportunidad». Ello se debe a los prejuicios personales y profesionales que impulsan a los centros a disgregar a los alumnos de un mismo grupo atendiendo a su edad. Debemos redoblar los esfuerzos para erradicar este modelo educativo obsoleto que limita el potencial de la educación de personas adultas.

Muchos movimientos sociales y educativos liderados por alumnos, profesores e incluso instituciones como la Comisión Europea o la UNESCO han abordado la dimensión global o transformadora del aprendizaje a lo largo de la vida. Por otra parte, investigadores expertos en psicología o neurociencia han demostrado que

es un error asociar la edad con una pérdida de capacidad intelectual o con elecciones vitales e intereses concretos.

Existen innumerables ejemplos de ello en nuestra escuela. El año pasado comenzamos a impartir clases de ruso. La primera persona que se apuntó fue una mujer de ochenta y cuatro años que quería aprender este idioma porque su nieta estaba saliendo con un ruso y quería poder comunicarse con él. La segunda, fue un hombre joven que quería aprender ruso para viajar. También se matriculó una mujer desempleada de mediana edad que quería aumentar sus probabilidades de encontrar trabajo. Del mismo modo que no se debe separar a los alumnos atendiendo a su género o cultura, tampoco debe hacerse por motivos de edad. Solo entonces se convertirá la educación de personas adultas en un verdadero espacio de diálogo intergeneracional.

/es/file/la-vernadaLa Vernada

La Vernada

Aprendizaje dialógico

En la escuela de personas adultas de La Verneda-Sant Martí las clases se organizan por grupos interactivos. De este modo, se obtienen los mejores resultados en cuanto a conocimientos instrumentales y cohesión social, según afirma la única investigación en ciencias sociales y humanidades que se ha incluido en la lista de los diez artículos de investigación mejor valorados del Sexto Programa Marco de la Comisión Europea: Includ-ED. Strategies for inclusion and social cohesion in Europe from education (Estrategias de inclusión y cohesión social en Europa desde la educación). Este eficaz formato estimula el aprendizaje inclusivo agrupando a personas de diversas edades, conocimientos, género, cultura, etc. Su objetivo es fomentar la colaboración para que los alumnos se ayuden los unos a los otros a comprender y aprender cómo realizar distintas actividades, y entablen un diálogo fructífero.

He estado con personas mayores que me han ayudado, me han guiado y me han contado su vida, sus experiencias. Para mí era un motivo para seguir adelante, continuar con mis estudios y demás. (...) Si hay algo que me resulta difícil, ellos me ayudan; nos ayudamos mutuamente. (...) El apoyo entre alumnos ha sido siempre el pilar sobre el que se asienta esta escuela y nos ofrece a todos un estímulo para mejorar. Aprendemos los unos de los otros y esto es algo que me encanta.

Así lo explica Brahim, un joven refugiado saharaui que vino a esta escuela a aprender a leer y escribir y ahora está a punto de acabar el ciclo de Educación Secundaria. El diálogo entre iguales que surge en el aula se combina con la inteligencia cultural de los alumnos, siendo estos dos de los siete principios del aprendizaje dialógico. La inteligencia cultural es a su vez la suma de varias inteligencias: la académica (la que utilizamos para hacer ejercicios en clase), la práctica (adquirida a través de las experiencias vitales) y la comunicativa (la que nos permite resolver problemas hablando con otras personas). Este principio demuestra que todo el mundo, independientemente de su edad, posee mucha inteligencia cultural. Cada persona tiene un tipo de inteligencia más desarrollada que otro, y a través del diálogo todos podemos ampliar nuestros conocimientos.

Carlos había trabajado en el sector de la construcción y, cuando tenía cincuenta años, decidió sacarse el título de Graduado en Educación Secundaria en la escuela de personas adultas. Sus compañeros y profesores le animaron a seguir adelante y ahora estudia Ingeniería Electrónica de Telecomunicación en la Universidad de Barcelona:

Hay algo que todos hemos asumido como una verdad absoluta: cuando nos hacemos mayores, perdemos la capacidad intelectual necesaria para estudiar. [Esto] es totalmente falso. Durante la juventud tenemos la cabeza llena de pájaros; no estamos centrados. Pero ahora, a esta edad… los años nos han enseñado muchas cosas sin que nos hayamos dado ni cuenta, y cuando te pones a estudiar, te percatas de que sabes más de lo que pensabas.

 

La importancia de la familia

Otra Actuación Educativa de Éxito evaluada por el proyecto europeo Includ-ED es la educación en el seno de la familia. La escuela de personas adultas de La Verneda-Sant Martí ofrece formación instrumental (inglés, catalán, español, matemáticas, lectoescritura, cursos de TIC, etc.) en colegios de primaria locales para las familias de los alumnos.  De este modo, la oferta educativa traspasa los muros de las escuelas y está aún más abierta a la comunidad. Las investigaciones demuestran que cuando las familias de los niños se involucran en su educación, ello repercute directamente en su rendimiento académico. Si ven a sus padres y madres, abuelos y abuelas estudiar junto a ellos, aumenta su motivación. Como explica Jie:

Se compara conmigo: «tengo que estudiar, y mi madre también». Es una forma de compartir. Si le reto a hacer los deberes, yo también tengo que hacerlos. A veces, cuando tengo una duda, le pregunto, y él hace lo mismo.

Gracias a las Actuaciones Educativas de Éxito y el aprendizaje dialógico, y en el marco de la educación de personas adultas, podemos llevar la solidaridad intergeneracional más allá del ámbito de las escuelas, hasta los hogares de las personas y otros entornos. Si superamos el edadismo, tan presente en nuestras sociedades, podremos mantener nuestros entornos escolares y relaciones eternamente jóvenes. En palabras de Paulo Freire:

Lo ideal, a fin de cuentas, es conjugar la buena disposición de los jóvenes con la sabiduría sosegada de las personas mayores que conservan un espíritu joven.

 

La escuela de personas adultas de La Verneda-Sant Martí  es una comunidad de aprendizaje basada en un proyecto plural y democrático donde las decisiones las toman todas las personas de la comunidad mediante la participación, el diálogo y el consenso. Se trata de un centro con más de dos mil participantes de distintas edades (a partir de los dieciocho años) y culturas de todo el mundo. Abre todos los días de la semana (incluidos los fines de semana), de la mañana a la noche. La labor de este centro y sus resultados han sido objeto de un notable reconocimiento a nivel local, nacional e internacional, y han influido en investigaciones universitarias encaminadas a definir y establecer un marco teórico para las prácticas educativas del futuro. Las últimas distinciones obtenidas por la escuela son los siguientes: premio Compromiso Democrático (2013, Generalitat de Cataluña), premio Barcelona Asociaciones (2010, Ayuntamiento de Barcelona) y premio Solidaridad (2007, Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña). Nuestra experiencia ha inspirado seis libros y veinte tesis doctorales publicadas, a las que hay que añadir otras diez en las que la escuela se menciona como buena práctica. La experiencia de esta escuela se ha citado en la revista Harvard Educational Review.


Joaquim Barrio – Voluntario de la escuela de personas adultas de La Verneda-Sant Martí. Se graduó en la escuela de personas adultas después de jubilarse. Posteriormente, obtuvo una licenciatura en Sociología, y más tarde realizó un máster en Política Social, Trabajo y Bienestar. Su tesis versó sobre la percepción del edadismo en la sociedad actual.

Mame Darra Ndiaye – participante en la escuela de personas adultas de La Verneda-Sant Martí desde hace dos años. Estudiante de español, profesora voluntaria de francés y miembro de la junta directiva de la Asociación de Mujeres Heura. Está estudiando un módulo de educación y formación vocacional en Gestión Administrativa.

Bernat Oró – Coordinador de la escuela de personas adultas de La Verneda-Sant Martí.

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn
Refresh comments Enable auto refresh

Mostrando del 1 - 10 al 10
  • Imagen de Joanna Ostrzołek
    Nigdy nie zastanawiałam się nad korzyściami jakie może dawać edukacja międzypokoleniowa. Byłam przyzwyczajona do popularnego, stosowanego w szkołach podziału ze względu na wiek. Dopiero teraz widzę prawdziwe szanse jakie daje ludziom ten sposób nauki. Prawdą jest że różnica wieku w grupie uczących się może mobilizować zarówno tych młodszych jak i starszych uczestników. Sądzę, że to niezwykle ciekawe spostrzeżenia.
  • Imagen de Angelika Piątek
    Moim zdaniem edukacja, która nie jest zawężona do jednego pokolenia (a więc w jednej grupie są ludzie młodzi i starsi) jest bardzo dobra, ponieważ połączenie doświadczeń dorosłych wraz z entuzjazmem i młodzieńczą energią pozwalają na to, by spoglądać na wiele tematów z różnych perspektyw, przyjrzeć się wielu problemom i w twórczy, ale realny sposób je rozwiązywać. Dzięki temu, że uczniowie takiej grupy są w różnym wieku mogą nie tylko uczyć się wspólnie tego, do czego dążą, ale czego autor artykułu nie opisał - mogą również wspierać się w innych dziedzinach, dzieląc się swoimi doświadczeniami. Na przykład starsi mogą doradzić młodemu pokoleniu w jaki sposób poradzić sobie z dziećmi, w jaki sposób coś ugotować czy po prostu udzielić dobrej rady w usunięciu plamy z ulubionej koszulki, natomiast młodzi mogą pomóc starszym odnaleźć się w sferze nowych technologii ucząc korzystania z komputera, telefonu czy portali społecznościowych. Jeszcze jednym ważnym aspektem, który nie został tu poruszony jest fakt iż starsi ludzi, którzy będą w takiej zróżnicowanej wiekowo grupie poczują się lepiej, być może odnajdą na nowo siły do dalszego życia, nie będą osamotnione. 

    Uważam, że powinno powstawać coraz więcej takich szkół, które nie będą kategoryzowały ludzi na młodych i starych, bo sądzę, że to może wpłynąć pozytywnie na edukację społeczeństwa, zgodnie z hasłem, że człowiek uczy się przez całe życie. 
  • Imagen de Aleksandra Araka
    Noteikti piekritīšu tam, ka nekad nav par vēlu sākt mācīties, galvenais tiešām to vēlēties. Tomēr rakstā bija laba piebilde par to, ka notika sadarbība un savstarpējais atbalsts. Pareizi veidojot un realizējot mācību stundas klasēs, kur ir dažāda vecuma grupas, sadarbībai ir svarīgs aspekts. Tā ir iespēja dalīties tiešām vērtīgā pieredzē un atziņās. Pat mācoties augstkolā, maģistros, kur ir dažāda vecuma studenti, atzīšos, ka ir ļoti interesanti klausīties citu pieredzē, kuri jau strādā šajā sfērā. 
  • Imagen de Santa Baumane
    Šis raksts, manuprāt,  atspoguļo to, uz ko sabiedrībai būtu jātiecas arvien vairāk. Tas ir, izglītības iegūšana jebkādā vecumā, starppaaudžu sadarbība un kopīga mācīšanās. Cilvēks iegūst daudz vairāk tad, kad uzturas daudzveidīgā sabiedrībā. To pierāda rakstā minētais par jauniešu azartiskumu, kad ieņēma vietas starp vecākas paaudzes cilvēkiem un bērnu - vecāku kopīga mācīšanās. Cilvēki un viņu pieredzes ir dažādas un dalīšanās ar to ir ļoti būtiska, jo nevienā mācību grāmatā tas nebūs rakstīts. Šādā veidā ikviens attīsta sadarbības, komunikācijas, solidaritātes u.c. prasmes, kas ieņem arvien būtiskāku lomu ikdienas dzīvē. To varu attiecināt arī uz savu personīgo pieredzi. Piemēram, veidojot kādu projektu, kurā ir iesaistīti gan jaunieši, gan vecākas paaudzes cilvēki, bieži vien rezultāts ir tāds, kādu pat nevarēju iedomāties. Un uzskatu, ka tas ir pateicoties šai starppaaudžu sadarbībai.
  • Imagen de Lūcija Neicgale
    Manuprāt, ļoti svarīgi ir grupu darbi, jo tā ne tikai tiek iegūtas jaunas zināšanas, bet arī pilnveidotas sadarbošanās prasmes, kas ir ļoti svarīgas 21.gadsimtam. Arī es pēc savas pieredzes varu teikt, ka mācīties augstskolā man bija daudz vieglāk, jo "roku rokā" man bija draudzene, kuru ieguvu augstskolas gados. Darbus pildījām kopā, viena otru atbalstījām, informējām par jaunākajām aktualitātēm, motivējām u.t.t. Es esmu pārliecināta, ka bez draugiem, kursabiedriem, ģimenes locekļiem es nebūtu tur, kur šobrīd esmu. Uzskatu, ka komunikācija ir viena no visnepieciešamākajām prasmēm, lai mūsdienās sasniegtu augstus rezultātus.
  • Imagen de Asne Asnāte Petrēvica
        Starppaaudžu mācīšanās ir lielisks veids, kā apgūt zināšanas, jo abām pusēm ir, ko dot un arī ko ņemt. Tādēļ šāda veida integrācija, manuprāt, ir pat ļoti noderīga. Diemžēl es neesmu pārliecinata, vai visos kolektīvos un visās sfērās tas vienmēr nostrādā tik labi, kā minētajā piemērā. Ir tomēr dažādi aspekti, kurus jāizvērtē pirms šī procesa. Un tas sasaistās ar nākošoo tematu, kas ir par modernākām mācīšanās metodēm. Ja vēlamies pēc iespējas labāku šo starppaudžu integrēšanu mācību procesā, tad diemžēl, manuprāt, vecās metodes mācību vielas apguvei būtu krasi jāizmaina.
        Ģimenes nozīmei mācību procesā ir ļoti liela nozīme neapšaubāmi. Ne velti ir pētījumos pierādīts, ka , ja mājās vecāki lasa (ne tikai bērnam pasaciņas , bet paši), tad arī bērns visticamāk lasīs. Ir gēni, bet ir arī vide, kas veido bērnu un bērna uztveri. Līdz ar to tas, ka ģimenes locekļi arī ir iesaistīti dažāda veida mācībās, vairos arī bērna pozitīvo uztveri par mācību procesu kā tādu.

  • Imagen de Ewa Nowak-Koprowicz
    Myślę, że przedstawione spostrzeżenia pokrywają się z osobistymi doświadczeniami wielu osób pracujących ze studentami. Zwłaszcza jeżeli polem współpracy są ćwiczenia/laboratoria, a formą studiów tryb niestacjonarny. Tak też jest i w moim przypadku. I w nawiązaniu do jednego z przykładów z artykułu, szczególnie ujmujące jest gdy student/ka mający dzieci również studiujące podkreśla, że wzajemnie "pilnują" swoich ocen/postępów i motywują się do działania. 
  • Imagen de Sabīne Petruseviča

    Domāju līdzīgi kā Violeta - visam ir savas gaišās un tumšās puses. 
    Mācoties universitātē, arī es šobrīd varu saskarties ar dažāda vecuma cilvēkiem manā kursā, īpaši, kad nodarbības tiek apvienotas ar neklātienes studentiem. Lai nodrošinātu šādu kultūras, vecuma un dzimuma atšķirību vienuviet, manuprāt, ir nepieciešams diezgan liels ieguldījums. Lai arī negribu nevienu diskriminēt, redzu, ka mācības grūtības sagādā nevienam vien - lai arī mēs, jaunākie, varam klausīties vecāko dzīves pieredzē, ne vienmēr visiem motivācija iegūt izglītību ir viena, kamēr vienam tas ir tikai papīrs, tikmēr citam tas grupas darbu izbojā lielākajā mērā, kad ar uzdevumiem jātiek galā vienam pašam. Gribētos, lai viss ir saulaini, taču jāņem vērā tieši motivācija, kāpēc mēs izvēlamies apmeklēt kursus/nodarbības/lekcijas un iegūstam jaunu informāciju. Varbūt es esmu pārāk vecmodīga vai diskriminējoša, varbūt neesmu saskārusies ar to labāko pieredzi. Bet tajā pašā laikā, arī skolotājs klases priekšā bieži vien ir atšķirīga paaudze, kas mēģina izglītot jaunos, īpaši sākumskolā - tur nu gan bērni ne tikai iegūst teorētiskās zināšanas, bet arī sociālās prasmes, ko ģimenes lokā, iespējams, apgūt būtu neiespējami. Kopumā varu teikt, ka, manuprāt, mums vēl ir jāpilnveidojas, lai varam izveidot starppaaudžu centrus, kuros visiem varētu būt vienota motivācija iesaistīties. 

  • Imagen de Elīna Freiberga

    Pirmkārt, runājot par to, ka paaudzes mācās cita no citas, varu pilnībā piekrist. Šobrīd pati ar to saskaros, kad studējot maģistrantūrā, kursā esam dažāda vecuma studenti- tas, manuprāt, ir milzīgs ieguvums ikvienam no mums. Mēs dalāmies pieredzē, stāstām stāstus no dzīves, iesakām, papildinām, tas viss veicina mūsu personības attīstību un paplašina redzes loku dažādās jomās. Salīdzinot ar mācībām skolā un pamatstudijām augstskolā, varu teikt, ka tas nebija tik izteikti, jo pārsvarā visi bijām viena vecuma. 

    Otrkārt, runājot par izglītību ģimenē, tā arī ir vērtīga un vērā ņemama lieta, kas veicina arī bērnu interesi un motivāciju mācībām. Šajā gadījumā tika piedāvāta dažādu valodu apguve, matemātika, lasītprasme, IKT kursi. Ir novērots tas, ka vecāki, iesaistoties savu bērnu mājas darbu izpildē, nereti paši īsti neizprot uzdevuma nosacījumus vai veidu, kā to pildīt- un ne jau tādēļ, ka nav izglītoti, bet gan tādēļ, ka mācību metodes attīstās un mainās, līdz ar to vecāki tās nav apguvuši. Tādēļ šis ir labs veids, kā veicināt vecāku iesaisti bērnu izglītības procesā, kas veicinās arī viņu pašu attīstību. Šajā kontekstā bieži esmu domājusi arī par pieaugušo (vecāku) izglītošanu tādās jomās kā bērnu attīstība, bērnu audzināšana, bērnu vajadzību nodrošināšanu, vecumposma īpatnības, ģimenes loma utt.,  kas būtu gan teorētiskas, gan arī praktiskas zināšanas par to- kā audzināt mūsdienu bērnu? Uzsvaru liekot uz praktiskām iemaņām un prasmēm. 

  • Imagen de Violeta Ponomarjova

    Likvidēt diskrimināciju pēc vecuma vidusskolā ir līdzīgi teicienam "Ir arī medaļas otra puse", kur no vienas puses var ieraudzīt pozitīvus kritērijus mācīšanās un skolēnu sniegšanos pēc zināšanām, piemēram, dažāda vecuma cilvēki mācās viens no otra un dalās ar pieredzi, vai arī motivēt pieaugušus cilvēkus iegūt kā minimāli vidējo izglītību, tādējādi dod sev iespēju attīstīties un pilnveidoties, ka arī tas sekmē jauniešiem kā pozitīvs piemērs par izglītības nepieciešamību.

    Savukārt, diskriminācijas likvidēšanā pēc dzimumiem, es saskatu arī negatīvus piemērus, tādus kā ir būtiski, lai pieagušais skolēns būtu ieinteresēts nevis sertifikāta iegūšanā par vidējo izglītību, bet būtu ieinteresēts tieši mācību procesā.

    Ka arī es uzskatu, ka pieaugušajiem skolēniem ir vairāk jāorientē viņu mācību procesu tā, lai viņi apgūst mācāmo vielu mācot citus, piemēram, kā skolotāji palīgi, kuri gan veidos diskusijas priekšmetu stundās, gan palīdzēs skolēniem, kuri lēnāk apgūst mācāmo vielu, gan labos mājas darbus.

    Ka arī uzskatu, ka apvienot skolēnus vienā klasē pēc vecumiem ir veiksmīgi tikai izvēlētajos priekšmetos, piemēram, svešvalodās, ekonomikā, informātikā u.c., kas cieši ir/būs saistīti ar pieauguša skolēna izvēlēto darbības jomu (profesiju).