Blog
Blog

Las TIC en la educación de adultos: ¿siguen sin ofrecer soluciones óptimas y sostenibles?

Eva Andersson, miembro del departamento de educación y educación especial de la Universidad de Gotemburgo, sostiene que todavía no disponemos de las herramientas basadas en las TIC que se necesitan en la educación de adultos.

Eva Andersson, miembro del departamento de educación y educación especial de la Universidad de Gotemburgo, sostiene que todavía no disponemos de las herramientas basadas en las TIC que se necesitan en la educación de adultos.

¿Qué entendemos por una utilización de calidad de las TIC en el campo de la educación y el aprendizaje? Una propuesta posible: cuando se utilizan las TIC de una forma que hace que la enseñanza y el aprendizaje sean más eficaces y eficientes sin un coste medioambiental, económico o social insosteniblemente elevado. Desde este punto de vista, aún hay un largo camino por recorrer hasta equilibrar los beneficios y los costes del aprendizaje con el fin de lograr fórmulas óptimas sostenibles de aplicar las nuevas tecnologías.

Beneficios: ¿hay margen de mejora?

Independientemente de si pensamos en la educación tradicional en un campus o en algún tipo de educación mixta o a distancia, existen en el mercado numerosas herramientas basadas en las TIC. Muchas de ellas constituyen una gran ayuda para hacer que la educación sea accesible, flexible y adaptada a las necesidades de cada persona. Hasta ahora, el problema que se ha planteado es que las plataformas de aprendizaje han sido a menudo insuficientes y se tienen que usar junto con algunas otras herramientas basadas en las TIC para que funcionen bien. Muchas veces se crean para dar servicio a muchas formas de aprendizaje diferentes que entorpecen su uso.

No ha sido hasta hace bien poco cuando han aparecido plataformas «integrales» fáciles de usar, que incluyen funciones de comunicación verbal y escrita, síncronas y asíncronas, para personas individuales y para su uso colaborativo; estos son los criterios definitivos que se emplean durante la fase de pruebas para que la tecnología se utilice de forma habitual.

Aun así, queda mucho por hacer en este sentido. A veces, uno piensa que el desarrollo va muy despacio pese a que está bastante seguro de que no resultaría demasiado complicado encontrar soluciones técnicas.

Si los beneficios de las TIC pueden resultar en ocasiones esquivos, ¿qué se puede decir de los costes?

Costes: ¿muchos, diversos e insostenibles?

Los costes medioambientales derivados de la producción de las TIC son considerables porque contienen numerosos componentes nocivos desde el punto de vista ecológico y porque los costes de eliminación son elevados. Aunque esto se pueda compensar con un menor número de desplazamientos de los alumnos, el uso de papel, etc., todos tenemos motivos para intentar minimizar estos costes. Hoy en día, muchos ordenadores terminan en un trastero porque no son lo suficientemente potentes para ejecutar el software más reciente o no se pueden actualizar a la última versión del sistema operativo; otros equipos se guardan sencillamente porque casi nunca se utilizan.

Los costes económicos también son muy fáciles de detectar. La compra de equipos de TIC, licencias de software y asistencia técnica se lleva una parte importante de los presupuestos de los centros de educación de adultos. Para reducir estos costes, es fácil recurrir a versiones gratuitas de las herramientas basadas en las TIC. Pero esto puede ser arriesgado porque se pierde control sobre el material que se guarda en ellas. La mayor parte de estas herramientas están alojadas en servidores situados en terceros países que hoy pueden estar abiertos y mañana cerrados. Otro coste muy importante es el tiempo adicional que se necesita para usar las TIC y ponerlas en práctica.  Se podría decir que las TIC ahorran algo de tiempo, entre otros ámbitos, en tareas de administración y documentación de la educación, y en lo que respecta a los materiales de estudio, existen muchos vídeos estupendos y otros recursos disponibles de forma gratuita en Internet. Cuanto más compartimos, más recibimos, al menos en opinión de los defensores más acérrimos de los contenidos creativos comunes. Pero, por mi propia experiencia, el ahorro en tiempo que ha supuesto para los profesores hasta la fecha ha sido insignificante.

Entre los costes sociales de las TIC está la frustración que sienten muchos docentes cuando intentan utilizarlas de una manera efectiva. Nos encontramos aún en una situación donde raramente se producen recursos audiovisuales para las actividades de aprendizaje a pesar de que existen estudios de protección, a menudo muy caros, en los que han invertido muchos entornos educativos. Esto añade presión sobre los docentes, quienes perciben que se espera que utilicen los equipos disponibles aunque no vean ninguna ventaja pedagógica inmediata en ellos. Para que se puedan usar de forma continua y flexible, las TIC tienen que ser tan fáciles de usar como si se estuviera hablando a los estudiantes o escribiendo en las pizarras del aula. Debería ser capaz de sentarse delante del ordenador y generar el contenido multimedia directamente en la plataforma de aprendizaje utilizada. En la mayoría de los entornos educativos, esto no ocurre todavía, pero se está trabajando en ello.

Surgen dos preguntas:

1. ¿Por qué no se han desarrollado más las TIC, por ejemplo, en lo que respecta a las plataformas de aprendizaje?

Se consiguen pequeñas mejoras, a cuentagotas, y muchas veces estas no llegan hasta que las pedimos. Las empresas productoras de TIC son gigantes del mercado y es fácil sospechar que resulta más rentable vender muchos productos pequeños que tienen que ajustarse y actualizarse que uno que funciona bien desde el principio y que durará más tiempo.

2. ¿Cómo podemos inclinar la balanza más a favor de los beneficios en lugar de los costes y conseguir las soluciones óptimas y sostenibles que necesitamos?

La respuesta pasa por que los educadores de adultos adopten una postura común con respecto a lo que se debería exigir a las herramientas basadas en las TIC en relación con el aprendizaje. Los espacios de comunicación como EPALE pueden erigirse como un foro esencial para este fin. Juntos, podemos hacer mucha fuerza para conseguir unas TIC más sostenibles y también un uso más sostenible de las mismas. ¿Cuáles cree que deberían ser nuestras exigencias?

Login (12)

¿Quieres otro idioma?

Este documento también está disponible en otros idiomas. Por favor, selecciona un de abajo.
Switch Language

Want to write a blog post ?

Don't hesitate to do so! Click the link below and start posting a new article!

Últimos debates

¿Es posible una nueva metodología de formación online para desempleados con discapacidad?

El proyecto europeo LABOTRANS así lo ha testado. Abrimos debate a raiz de la JORNADAS “INNOVACIÓN EN E-LEARNING PARA LA INSERCIÓN LABORAL DE DESEMPLEADOS CON DISCAPACIDAD”

Más