chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE - Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

Blog

EPALE LongReads: Crear hogar a partir del éxito: una entrevista sobre el teatro en la prisión con la directora Hannele Martikainen

23/10/2018
por Rumen HALACHEV
Idioma: ES
Document available also in: EN DE LV FI SV SL HU EL FR IT PL

/es/file/prison-education-theatrePrison education theatre

Prison education theatre

 

Participar y triunfar en una producción teatral puede ser una experiencia revolucionaria para un preso, opina la directora experimentada de teatro en la prisión Hannele Martikainen. Un prerrequisito para tal triunfo es generar un proceso de construcción de compromiso con una elevada curva de aprendizaje.

 

«Creo que la mayoría de los presos no tienen hogar. No estoy hablando de una casa física o familiar. Hablo de un sentimiento intenso de desamparo en la vida que les ha conducido a su situación».

La directora de teatro Hannele Martikainen ha trabajado con presos en proyectos de teatro penitenciarios durante los últimos diez años. La directora nunca se planteó hacer carrera en el teatro, pero ahora se encuentra al frente de los actores presos en Finlandia, su país de origen. La aceptación de un trabajo de dirección en una prisión hace un decenio ha conducido a un catálogo importante de producciones teatrales penitenciarias, y a un conocimiento de los procesos de aprendizaje que hacen que el teatro en la prisión sea una herramienta poderosa para la rehabilitación y el aprendizaje.

«Los presos no tienen hogar, pero nuestro trabajo se lo puede ofrecer», continua. «Tener éxito en algo, a menudo por vez primera en la vida, es como un hogar al que poder regresar».

/es/file/hannele-martikainenHannele Martikainen

Hannele Martikainen

Theatre director Hannele Martikainen has directed inmates in prison theatre projects for over a decade. Credit: Jukka Kotkanen

 

El teatro genera destrezas aplicables a la sociedad

El teatro en la prisión es un proceso por el que un grupo de presos voluntarios practican y representan una obra o una función bajo la dirección de profesionales del teatro. Este tipo de proyectos suelen contar con financiación pública y con la cooperación estrecha de las autoridades penitenciarias. Martikainen trabaja con el teatro penitenciario ONG Taittuu, respaldado por el Organismo de Sanciones Penales Finlandés.

Hannele Martikainen está de nuevo en pleno periodo de ensayos, en esta ocasión con presos de una unidad penitenciaria cerrada del este de Finlandia. Los presos están escribiendo su propio guion basado en historias tradicionales finlandesas. El tema a tratar: los tontos del pueblo. El estreno está previsto para septiembre.

De todas las formas que existen de aprendizaje y rehabilitación de reclusos, ¿qué hace que el teatro sea trascendente para Martikainen?

«La cooperación, la comunicación y la capacidad para comprometerse son aspectos fundamentales del teatro. Cualquiera que participe en una producción se enfrenta ineludiblemente a estos temas, y en el caso de los presos son destrezas importantes transferibles a la vida fuera de la cárcel», declara la directora.

Estas destrezas no caen del cielo. Precisan de un compromiso hacia la producción por parte de los intérpretes presos, para lo cual es necesario aprender a confiar, algo para lo que los convictos suelen tener dificultades. Por suerte, también es una destreza que puede practicarse, ensayarse.

«Contar con coraje en caso de fracaso también es esencial para el proceso artístico. Todo se aprende con la práctica. En este sentido soy una seguidora de John Dewey y sus reflexiones sobre la educación experimental», añade Martikainen.

 

Una revolución de la propia imagen

Cooperación, comunicación, confianza: estas son destrezas que allanan el camino para una reentrada positiva en la sociedad tras cumplir una pena. Pero según le dicta la experiencia a Martikainen, el impacto de la dramaturgia es incluso más profundo.

En sus producciones, Martikainen ha apreciado que muchos presos se definían en función de sus antiguas carencias. Muchos piensan en términos de «no puedo, no soy capaz, no sé cómo hacerlo». El proceso de ensayo de una obra se plantea para mostrar que cuando insistes concienzudamente en algo, llega a producir resultados. Una incapacidad se vuelve gradualmente en una habilidad si el compromiso del recluso es sólido. Esto es prácticamente una revolución en la autoestima del preso.

 

Un método para lograr tres lealtades

Martikainen trabaja con un método que describe como el de las «tres lealtades». Al comienzo, Martikainen lleva a cada persona de la mano; a todos y cada uno del grupo. Este es primer paso.

«Tengo que identificar qué actor precisa apoyo emocional, cuál una patada en el trasero y cuál precisa de destrezas técnicas en el escenario. Una directora debe ser siempre una pedagoga en este sentido».

Tras construir este material inicial, Martikainen amplía su lealtad a todo el grupo. Este es el segundo paso.

«Fomento el espíritu de grupo, protejo el grupo como tal y averiguo sus necesidades para construir la obra».

El tercer paso se da poco antes de que se levante el telón en el estreno.

«En la última fase, mi lealtad pasa a la audiencia. En este momento es cuando solicito que los actores presos estén a la altura del reto y no defrauden al público. Las lágrimas pertenecen al pasado, ¡es hora de montar un espectáculo!».

El compromiso necesario para lograr un proceso positivo, y en último término una actuación de éxito, se construye a través de estos tres pasos. Y una representación de éxito puede construir un hogar para los desamparados.

 

Las múltiples facetas del teatro penitenciario europeo

El teatro penitenciario puede considerarse una parte del abanico de educación penitenciaria si se tienen en cuenta sus objetivos rehabilitadores y reformadores. El caso finlandés presentado no es más que un ejemplo del teatro penitenciario europeo, el cual cuenta con distintas formas y métodos.

El teatro de penitenciario se practica en muchos países europeos, y programas de la UE como Sócrates, Leonardo, Grundtvig y más tarde Erasmus + han sido una fuente importante de financiación de las actividades artísticas en las prisiones.

«Los métodos de representar teatro en las prisiones varían mucho de un país a otro en Europa, y creo que es un ámbito que está poco desarrollado», indica Hannele.

«Lo que diferencia ligeramente mis producciones de las de otros colegas europeos es que, hasta donde creo saber, nosotros somos los únicos que vamos más allá de los muros de la prisión y llevamos las representaciones a teatros reales».

Según Martikainen, salir de la prisión es un aspecto importante de la rehabilitación. Afirma que realizar una representación en un entorno civil tiene una importancia especial para los presos como forma de enfrentarse a la vergüenza y el estigma de una sentencia penal, hacerse visibles a su comunidad y aceptar los sentimientos de vergüenza para superarlos.

 

Las organizaciones teatrales penitenciarias de Europa

 

¿Conoce o ha participado en otros proyectos relacionados con la educación en las prisiones? Comparta su historia añadiendo un comentario a continuación.


Markus Palmen es periodista, escritor y productor audiovisual, además de profesional autónomo. Desde agosto de 2017 se ocupa de la coordinación del tema Políticas. Durante ocho años, Markus ejerció como director editorial y editor jefe de la revista European Lifelong Learning Magazine sobre aprendizaje a lo largo de la vida

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn
Refresh comments Enable auto refresh

Mostrando del 1 - 2 al 2
  • Imagen de Karolina Hoza
    Bardzo ciekawy, dający do myślenia wpis. Zawsze wiedziałam, że teatr rozwija, edukuje, a nawet resocjalizuje. Jednak nie zdawałam sobie sprawy, że więzienne produkcje teatralne wnoszą do życia osadzonych tyle dobrego… od nabywania umiejętności potrzebnych do życia w społeczeństwie, przez nauczenie się zaufania, aż po umiejętność ponoszenia porażek i przełamanie w postrzeganiu siebie. 
    Myślę, że to cudowna inicjatywa, która mogłaby być szerzona w Polsce (nie do końca orientuje się, w jakim stopniu rozpowszechniona jest idea teatru dla osadzonych w Polsce). Cieszę się, że mogłam przeczytać ten wpis!
  • Imagen de Maruša Mohorič
    Zaporniško gledališče? Gledališka predstava, v kateri so glavni igralci osebe na prestajanju zaporne kazni? Moram priznati, da sem bila nemalo presenečena, ko sem prebrala uvodnik, saj ljudje stereotipno zapornikov ne povezujemo z nekim kulturnim udejstvovanje. A konec koncev, vsi mi smo le ljudje, kajne? Vsak s svojo zgodbo...
    Ne vem, kako je v Sloveniji poskrbljeno za "učne" in prostočasne dejavnosti zaprtih oseb, zato bi bila vesela, če bi izobraževalci odraslih, ki delate s to ciljno skupino, delili svoje izkušnje!