European Commission logo
Create an account
Blog
Blog

Entrevista a Fernando Trujillo Sáez

“Es urgente que se den pasos para una transformación digital eficaz, razonable, que empodere a aprendices y docentes".

Fernando Trujillo Sáez

Facultad de Educación, Economía y Tecnología de Ceuta

(Universidad de Granada)

Fernando Trujillo Sáez.

“Es urgente que se den pasos para una transformación digital eficaz, razonable, que empodere a aprendices y docentes, y que permita hablar de inclusión educativa con y mediante las tecnologías.”

Breve reseña

Fernando Trujillo Sáez es doctor en Filología Inglesa y profesor titular de universidad en el Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura. Imparte clases en la Facultad de Educación, Economía y Tecnología de Ceuta (Universidad de Granada). Ha sido Vicedecano de Investigación y Relaciones Internacionales de esta facultad. Recibió el I Premio Universidad de Granada-Caja Rural de Granada a la Comunicación e Innovación en Medios Digitales (edición 2016). Codirige e imparte docencia en diferentes másteres de varias universidades. Implicado en la coordinación de diversos proyectos de investigación, es también socio fundador y asesor científico de Conecta-13, spin-off de la Universidad de Granada dedicada a la consultoría sobre educación, desarrollo profesional y TIC. Sus últimos libros se titulan Aprender y enseñar en tiempos de confinamiento (2020, Los Libros de la Catarata) y Tecnología versus/para el aprendizaje de lenguas (2022, Difusión).

La Entrevista

Una de las tareas encomendadas como Embajador EPALE en el inicio del presente curso académico 2022/23 desde el Servicio Nacional de Apoyo de la Plataforma electrónica de aprendizaje de adultos en Europa en nuestro país, dependiente de la Subdirección General de Orientación y Aprendizaje a lo Largo de la Vida del MEFP, ha sido la realización de una entrevista a una persona relevante en el ámbito educativo sobre la temática de la transformación digital en el contexto del “Aprendizaje a lo Largo de la Vida”.

Obviamente, como no podía ser de otra manera, dada la cercanía de la institución donde desarrolla su labor profesional, la Facultad de Educación, Economía y Tecnología de Ceuta (perteneciente a la Universidad de Granada) y, sobre todo, abusando de la amistad que nos une, contactamos en el profesor D. Fernando Trujillo Sáez, que recientemente ha publicado el libro blanco “Tecnología versus/para el aprendizaje de lenguas” que viene al hilo del tema que nos ocupa.

En primer lugar, Fernando, permíteme darte las gracias por hacernos un hueco en tu apretada agenda y atender la llamada de EPALE.

Para aquellos que todavía no te conocen… ¿Quién es Fernando Trujillo?

Debo empezar diciendo que es un placer atender a EPALE y, por supuesto, poder disfrutar de un tiempo de diálogo contigo.

Yo soy el hijo de un maestro. Eso es lo más importante porque quiere decir que he crecido entre programaciones, correcciones de exámenes, preparación de horarios a principio de curso y demás “tareas docentes”. Además, mi padre era un buen maestro según dicen sus muchos alumnos y según pude observar yo mismo, pues tuve la suerte de trabajar con él. Era una persona culta, un gran lector, con mucha capacidad de trabajo y una empatía muy desarrollada para entender qué sentían sus alumnos y compañeros. Sus lecciones son para mí una fuente de inspiración a lo largo de mi vida.

Por otro lado, soy un filólogo cuya formación inicial estuvo centrada, sobre todo, en la didáctica del inglés y la lingüística aplicada. Esos fueron también los temas de mi tesis y representan buena parte de mi investigación actual. Además, desde el área de didáctica de la lengua he tenido la suerte de acercarme a otros ámbitos relevantes en educación hoy como las metodologías activas o la tecnología educativa, entre otras cuestiones.

En tu opinión, ¿cuál es la relación existente entre el uso de las tecnologías y la educación antes y después de la pandemia originada por la COVID?

A responder esta pregunta hemos dedicado un buen número de investigaciones y publicaciones en los dos últimos años. Entre ellas destacaría el informe “Panorama de la educación en España tras la pandemia de COVID-19: la opinión de la comunidad educativa” (disponible en https://www.campusfad.org/educacion-conectada/estudios-investigaciones/panorama-educacion-pandemia/), publicado por Educación Conectada, y el informe “The school year 2020-2021 in Spain during the pandemic” (disponible en https://fernandotrujillo.es/the-school-year-2020-2021-in-spain-during-the-pandemic/), publicado por el Joint Research Centre de la Comisión Europea. Resumiendo algunas de las conclusiones de estos dos informes podemos hablar de graves carencias infraestructurales antes de la pandemia, especialmente en lo relativo a una perspectiva inclusiva y equitativa de las tecnologías, y un acercamiento a la tecnología por parte de la comunidad educativa que podríamos catalogar de parcial, de carácter innovador pero no extendido; tras la pandemia, obligados por la situación de confinamiento, podemos afirmar que se han cubierto algunas de las carencias infraestructurales (aunque no todas ni siempre de la mejor manera) y que se ha extendido la presencia de plataformas educativas, pero éstas se han convertido en repositorios de tareas. Estamos lejos de una integración plena de la tecnología en el aula y aún más lejos de una posible educación híbrida, a pesar de que tenemos los recursos al alcance de los dedos; sin embargo, ya con la pandemia se detectó un problema generalizado de competencia digital bastante importante, y también marcado por la desigualdad social. En resumen, queda mucho por hacer y es urgente que se den pasos para una transformación digital eficaz, razonable, que empodere a aprendices y docentes, y que permita hablar de inclusión educativa con y mediante las tecnologías.

¿Cuáles serían los pasos que hay que acometer para esa transformación digital?

Evidentemente, hay que superar el nivel cero de transformación digital, es decir, las infraestructuras. Si no tenemos una infraestructura digna, especialmente en cuanto a la conexión a la red y la disponibilidad de un número razonable de dispositivos, no podemos aspirar a una transformación digital real. Además, por otro lado, no podemos olvidar la necesaria competencia digital docente, por el papel fundamental de liderazgo para el aprendizaje que asume el profesorado, que constituye una clave fundamental para la transformación digital, sin lugar a dudas. A partir de aquí, el diseño de un plan digital de centro contribuye a promover la competencia digital de toda la comunidad educativa y a hacer un uso efectivo de los recursos. Finalmente, evaluar todo el proceso –es decir, tomar datos para saber si está avanzando la competencia digital de la comunidad y si la tecnología contribuye al aprendizaje – es fundamental para mantener la motivación colectiva y garantizar que se camina en la senda correcta.

Y si nos centramos en la Educación de Personas Adultas, ¿existe realmente la llamada brecha digital en la EPA?

Creo que tu análisis en aquella estupenda entrada de mayo de 2020, “La triple falta”, da de pleno en la diana (https://epale.ec.europa.eu/es/blog/la-triple-falta). Por supuesto, existe brecha digital en la EPA porque existe desigualdad en la sociedad, y nuestros centros son un reflejo de la sociedad, con sus valores y sus características. Precisamente, el valor de la EPA es ayudar a construir una sociedad mejor a través del aprendizaje permanente a lo largo de la vida y para ello es importante que los centros de EPA estén bien dotados para compensar desigualdades, eliminar barreras y apoyar el aprendizaje de todo el alumnado.

¿Qué importancia tiene para ti la digitalización en los aprendizajes no formales e informales en el contexto de la EPA?¿Crees necesaria la alfabetización digital en el sector de la educación de personas adultas?

Hay que asumir que la realidad en la que vivimos ha difuminado las fronteras entre lo físico y lo virtual. En este sentido, el espacio que tradicionalmente entendíamos que generaba aprendizajes informales (la calle, el barrio, la ciudad) ya es plenamente digital en muchos sentidos, además de físico. No contar con esta realidad genera una ruptura abismal entre la escuela (el espacio de los aprendizajes formales) y la calle, quedando la escuela relegada a una posición anacrónica en la cual lo tecnológico sigue ocupando un lugar marginal. En pocas palabras, nuestros ciudadanos piden cita con el médico a través de una app, se relacionan con Hacienda a través de una plataforma o preparan sus viajes a través de una web y en el sistema educativo seguimos planteándonos si debemos integrar la tecnología o no, y cómo y con qué recursos. Es un planteamiento que lleva al sistema educativo a la obsolescencia académica de manera irremediable.

En tu último libro “Tecnología versus/para el aprendizaje de lenguas”, publicado este mismo año 2022 con la editorial Difusión y que tú coordinas, el profesor Daniel Cassany habla de “nuevos roles para enseñar y aprender en contextos cambiantes”. ¿Cuál es tu opinión al respecto, relacionada con la Educación de Personas Adultas?

Por supuesto, coincido plenamente con la visión del profesor Cassany. Es innegable que el entorno de aprendizaje de cualquier ciudadano o ciudadana hoy (es decir, de las personas que potencialmente pueden acercarse a la Educación de Personas Adultas) se ha expandido: todos tenemos a nuestra disposición desde los Centros de EPA hasta las bibliotecas, los laboratorios ciudadanos o los “espacios maker” (también conocidos como espacios de creación), pasando por un amplio número (un número creciente, en realidad) de apps, plataformas y webs que permiten aprender sobre un número inimaginable de áreas de conocimiento. Frente a esta realidad, imagino a los educadores y educadoras del futuro como expertos en el guiado y acompañamiento del aprendizaje, en la curación de contenidos, en estrategias acerca de cómo aprender de manera permanente, en detección de activos de aprendizaje o en mecanismos de certificación de competencias y evaluación, más que en transmisores privilegiados de conocimiento, que es como se nos ha visto tradicionalmente.

Desde tu punto de vista, cuál sería el papel que la tecnología debe jugar en el desarrollo de la autonomía de los aprendices adultos?

Si algo diferencia a los aprendices adultos de los aprendices más jóvenes es, precisamente, su autonomía; y, por supuesto, no me refiero a autonomía para aprender, donde pueden necesitar de esos procesos de guía, acompañamiento, curación, detección o certificación que comentaba anteriormente, sino autonomía para la vida. Es decir, la persona adulta decide dónde, cómo y con quién quiere vivir (y, por tanto, aprender) y la tecnología le acompaña en esas decisiones: el teléfono, la tableta o el ordenador de la persona adulta camina a su lado, ofreciéndole estímulos para buscar información, comunicarse con otras personas adultas, colaborar con ellas o crear contenidos, generando así un espiral (al menos, potencialmente) de aprendizaje. Esa espiral es muy enriquecedora pero el profesorado de EPA puede reforzarla, pulirla, darle sentido o ayudar a las personas adultas en su proceso de aprendizaje con tecnología.

Y ya para ir concluyendo, Fernando, volvamos al citado libro. En el epílogo del mismo mencionas a Antonio Rodríguez de las Heras y rememoras sus palabras: “Las resistencias ciegas perturban el proceso, pero también los entusiasmos ciegos lo alteran”. Tú que tienes una bola de cristal,… ¿por dónde van los derroteros en la educación? En otras palabras, ¿cómo ves el futuro de la educación en un mundo mediado por la tecnología?

Son muchas las líneas de avance porque el potencial de inversión de las grandes empresas tecnológicas, que han visto en la educación un espacio interesante de desarrollo, no va a cesar sino que crecerá en los próximos años. Evidentemente, una de esas líneas es la movilidad, con una presencia casi universal del teléfono móvil como interfaz de aprendizaje; otra es la virtualización o la ampliación de la realidad física, es decir, la extensión de la realidad virtual (y las aplicaciones en el metaverso) y la realidad aumentada. Por supuesto, también serán centrales los desarrollos en inteligencia artificial, con múltiples posibles aplicaciones en un futuro a medio plazo, como ya estamos viendo las aplicaciones del análisis de grandes datos (el famoso Big data) para comprender procesos que sin la computación de grandes datos no podemos ni imaginar. Pues bien, dicho todo esto, debo admitir que es imposible saber cuáles serán las innovaciones en un tiempo razonablemente largo porque los avances en investigación básica y aplicada muchas veces son azarosos y difícilmente comprensibles hasta que se produce un hecho que cambia nuestra realidad: ¿será, por ejemplo, la física cuántica un factor importante de cambio en el medio y largo plazo? Habrá que mantener el radar, o la bola de cristal, bien preparados para poder detectarlo e interpretarlo.

Fernando, muchísimas gracias por compartir tu visión de la educación con todos los que formamos la plataforma EPALE. Cerramos esta entrevista subrayando una de las muchas ideas que has compartido en este rato de charla y que nos incumbe a todos los que nos dedicamos al sector de la educación de las personas adultas:

“El valor de la Educación de Personas Adultas es ayudar a construir una sociedad mejor a través del aprendizaje permanente a lo largo de la vida y para ello es importante que los CEPA estén bien dotados para compensar desigualdades, eliminar barreras y apoyar el aprendizaje de todo el alumnado.”

Muchísimas gracias, amigo.

***

Login (3)

Want to write a blog post ?

Don't hesitate to do so! Click the link below and start posting a new article!

Últimos debates

Debate en línea Reskilling & Upskilling: Fomentar la cooperación intergeneracional.

Participe en este debate en línea, en el que se explorará por qué y cómo debemos avanzar hacia la recualificación y la mejora de las cualificaciones en los diferentes sectores o grupos de edad.

Más

Adults' Employment and Inclusion international Congress by public official institution, Totally free of charge, English - Spanish, Virtual and Face-to-face

International, Conference, official, free , English, Spanish, Virtual, Face-to-face, Adult, Education

Más

¿Es posible una nueva metodología de formación online para desempleados con discapacidad?

El proyecto europeo LABOTRANS así lo ha testado. Abrimos debate a raiz de la JORNADAS “INNOVACIÓN EN E-LEARNING PARA LA INSERCIÓN LABORAL DE DESEMPLEADOS CON DISCAPACIDAD”

Más