Blog
Blog

Entrevista de EPALE: Thorsten Kreissig (TeeKay): El arte como impulso de reflexión para el cambio social

El arte y la creatividad, es decir, una aproximación a los mundos que no sea puramente utilitaria, es crucial para poder resolver los problemas actual

Como parte del enfoque de EPALE sobre el arte y la cultura, hablamos con el polifacético artista Thorsten Kreissig, también conocido como TeeKay. En la entrevista, Teekay da grandes pinceladas sobre su trabajo artístico. Habla de sus proyectos actuales sobre el tema de la IA y el cambio climático. Muestra la fuerza social que tiene el arte para la cohesión social y cómo la cultura y el arte promueven el aprendizaje permanente.

La entrevista está disponible tanto en formato de vídeo como en versión escrita.

 

Usted es director, coreógrafo y mente creativa detrás de numerosos eventos y proyectos. ¿Podría hablarnos un poco de sus proyectos actuales y de su trabajo?

Con mucho gusto y muchas gracias por la invitación. Vengo del sector del teatro, trabajé durante mucho tiempo sólo dentro del teatro, luego volví a estudiar psicología y después de mis estudios hice muchos proyectos basados en la participación.

Soy un gran amigo de la interacción entre las personas, y esa es en realidad la gran ventaja del teatro. Luego, los proyectos teatrales han tenido el gran reto de los dos últimos años en los que Corona se interpuso. Esto significó que tuve que dejar mis caminos habituales y mi enfoque se desplazó fuertemente hacia los proyectos de cooperación digital. Entonces hice de la necesidad virtud y desarrollé un gran espíritu de aventura adicional, que me llevó a muchos nuevos caminos artísticos muy emocionantes e inusuales.

Habla de los nuevos acontecimientos y de cómo tuvo que reaccionar ahora de forma diferente. Muchos de sus proyectos también tienen que ver con la inteligencia artificial (IA). ¿También tiene que ver con los nuevos caminos? ¿Es así como se involucró un poco más en este campo?

El tema de la IA es uno de los muchos que me han surgido en los últimos tres años. Tuve suerte porque, tras mi curso de IA en Italia, hubo una convocatoria de propuestas de la Universidad de Luxemburgo, que buscaba socios colaboradores para preparar la Capital Europea de la Cultura, que tendrá lugar en Esch, en el sur de Luxemburgo, en 2022. La universidad y su departamento de Inteligencia Artificial solicitaron artistas que quisieran trabajar en el tema. Estos cursos en línea han dado lugar a un equipo muy interesante que está trabajando conjuntamente para realizar proyectos artísticos con IA.

Uno de los proyectos que estamos realizando es Singularity 42 en el que investigamos la comprensión humana de la inteligencia y la interacción con el entorno.

Estoy implementando otro proyecto dentro de este marco. Esto es​​​​​​​ DEUS -XMACHINA. Esto entra en el delicado terreno de la idea de que la inteligencia artificial acabará siendo superior a la humana. Vamos a desarrollar un chatbot para DEUS que pueda dialogar con la gente sobre cuestiones de fe a un nivel filosófico y teológico muy alto.

También aborda otros temas de relevancia social en sus proyectos. ¿Hasta qué punto considera que el arte es un motor social en nuestra sociedad y cuál es el papel del arte en su opinión?

Después de haber hecho mucho "arte de arriba abajo" en el teatro en el pasado, que tenía lugar con poca interacción, empecé a desarrollar muchos proyectos para el espacio público en 2007. La idea de que la cultura puede crear una identidad para una ciudad es algo muy emocionante. Actualmente lo estoy aplicando a pequeña escala en una ciudad de Westfalia Ostwestfalen-Lippe. Hasta los años 50, siempre se representaba allí una obra cívica como espectáculo histórico durante varias décadas. Ahora se trata de volver a conectar con esta tradición de actuación, pero no limitarse a una simple historización, sino actualizarla. No lo hacemos con una gran puesta en escena, sino que hacemos pequeñas intervenciones en la ciudad.

Cuando una ciudad consigue que todos los grupos implicados en una red social ya existente participen en un proyecto artístico que al mismo tiempo recoge la identidad de una región, se ponen en marcha grandes procesos.

Las obras de teatro en las que participan muchos ciudadanos ofrecen una de las mejores plataformas para promover el diálogo social a otros niveles. Todo el mundo está realmente implicado, especialmente cuando la obra se escribe de forma colectiva.

En general, ¿cómo diría que una visión holística de la creatividad y el arte promueve el aprendizaje permanente?

El arte y la creatividad, es decir, una aproximación a los mundos, a las ideas, a los proyectos, que no sea puramente utilitaria, es muy, muy crucial para poder resolver los problemas que tenemos hoy. Existe el concepto de las 4C: creatividad, capacidad de comunicación, capacidad de cooperación y pensamiento crítico. En realidad, las 4C forman parte del gran canon educativo de los últimos 20 años y ya se están aplicando muy bien en algunas escuelas. Pero esto también es muy importante en el ámbito de la educación de adultos: los adultos que crecieron con un sistema escolar antiguo suelen tener mayores dificultades para cambiar. 

La creatividad no consiste sólo en el consabido "Oh, he pintado un cuadro", "Oh, he escrito un poema", "Oh, he inventado una melodía". La creatividad es, fundamentalmente, la posibilidad de analizar cada una de las partes de un problema o un reto y encontrar una solución que no siga un libro de recetas. Que uno se atreva a pensar "fuera de la caja", que no tome el camino de la rutina por el momento. La rutina conlleva el gran peligro de que a menudo ya no es adecuada a la situación. Vivimos en un mundo que conlleva muchos cambios y tenemos que adaptarnos constantemente como individuos, como pequeños grupos, como familias, como escuelas, como universidades y, por supuesto, como toda la sociedad.

Usted también aborda el tema del cambio climático en sus proyectos. ¿Cómo se hace eso? ¿Hay algún proyecto que esté llevando a cabo actualmente?

Uno de los proyectos que ha surgido gracias a mi puesto de profesor en la Universidad de Música de Mannheim es Koloraturen fürs Klima. Los teatros también tienen que empezar a pensar en la sostenibilidad de las producciones teatrales. Hay muy pocas óperas o musicales que traten el tema del cambio climático.

Ahora estamos empezando a preguntarnos cómo podemos tomar el viejo repertorio y ponerlo en un contexto relevante para el clima. Para que las representaciones no sirvan como medio de evasión al estilo de "vamos a ver algo, ese es el mundo perfecto y seguimos viendo la ópera como estábamos acostumbrados hace 30-40 años". Más bien, deberíamos examinar todo lo que tenemos en términos de productos culturales desde la perspectiva del cambio climático.

Estas posibles barbaridades en los cuentos y las obras de teatro -que no nos adormezcan en un mundo ideal falso y engañoso, sino que el arte sea siempre un reto y un alimento para la reflexión- siempre han sido importantes para mí.

Cuanto más viejo me hago, más miro mi propio trabajo y mis propias acciones bajo este aspecto y trato de implementar este mismo gancho, esta resistencia, esta superficie de fricción en mis proyectos educativos también.

Para mí, el arte solía tener lugar en un lugar y la educación estaba en otro. Ahora esto se superpone cada vez más porque en realidad tiene todo que ver con la forma en que permitimos que la gente cambie:  Cómo animamos a la gente a aprender, a desarrollar más capacidades y a cooperar con los demás.

Y entonces volvemos a esas 4 Cs: nos comunicamos, pensamos críticamente, cooperamos con los demás y lo hacemos de la forma más creativa posible para conseguir resolver los problemas.

Este solapamiento de la educación y la cultura es algo que me entusiasma y fascina cada vez más y en el que, de hecho, me esfuerzo cada vez más por llevar algo de un mundo al otro.

Por último, ¿qué desea para el sector artístico y cultural en el futuro?

Esta es, por supuesto, una pregunta muy, muy emocionante. El sector del teatro, en particular, se ha quedado muy atrás en los dos últimos años debido a Corona. Me gustaría que la cultura se considerara mucho más como un componente esencial de la convivencia humana, que las personas que no tienen medios económicos para ir al teatro tengan la oportunidad de conocer nuevas perspectivas a través de los bonos culturales y los bonos educativos. Que experimenten la magia de un teatro, el maravilloso mundo de un museo y que esto se entienda simplemente como parte de nuestros derechos civiles.

Y siempre me parece muy importante que no excluyamos a ningún grupo social y que la cultura tenga lugar en todos los niveles, incluso en los aparentemente sencillos.

Curiosamente, los clubes deportivos ofrecen una interesante oportunidad de cooperación. Los clubes deportivos llegan a muchos grupos de población que a primera vista se perciben como "alejados de la cultura". El deporte ofrece oportunidades increíbles para incorporar la cultura. A lo largo de mi vida, he trabajado a menudo con asociaciones deportivas regionales de diferentes estados federados.

Creo que habría mucha más cohesión social si los políticos destinaran mucho más dinero a proyectos culturales. Y si las instituciones de la "alta cultura" se hacen aún más conscientes de que no basta con sentarse en el templo de la cultura y esperar a que la gente llegue a él, sino que se puede y se debe recoger a la gente en muchos lugares diferentes.

Hay muchas posibilidades de proyectos de cooperación: entre diferentes instituciones, entre clubes deportivos y museos, entre escuelas y museos, entre universidades y la Capital Europea de la Cultura, como está ocurriendo ahora en Luxemburgo.

Hay tanto entrelazamiento posible y cuanto más bajo sea este entrelazamiento y estos encuentros y en más idiomas sean posibles, más tolerante, abierta, diversa y feliz será nuestra sociedad.

Por supuesto, una sociedad abierta y transparente también está mucho más dispuesta a abordar uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos en este momento, el cambio climático, de forma orientada a la búsqueda de soluciones en muchos niveles. 

Estamos viviendo tiempos muy emocionantes, y cuanto más pensemos fuera de la caja y trabajemos juntos con otros, más calidad de vida tendremos ahora y en el futuro. 


Para más información sobre TeeKay y sus proyectos, visite: https://kreissig.net/

Interview TeeKay

Login (2)

¿Quieres otro idioma?

Este documento también está disponible en otros idiomas. Por favor, selecciona un de abajo.
Switch Language

Want to write a blog post ?

Don't hesitate to do so! Click the link below and start posting a new article!

Últimos debates

Adults' Employment and Inclusion international Congress by public official institution, Totally free of charge, English - Spanish, Virtual and Face-to-face

International, Conference, official, free , English, Spanish, Virtual, Face-to-face, Adult, Education

Más

¿Es posible una nueva metodología de formación online para desempleados con discapacidad?

El proyecto europeo LABOTRANS así lo ha testado. Abrimos debate a raiz de la JORNADAS “INNOVACIÓN EN E-LEARNING PARA LA INSERCIÓN LABORAL DE DESEMPLEADOS CON DISCAPACIDAD”

Más