chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE - Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

Blog

Desconectados en permanente conexión

16/06/2020
por MARIA LORENA CO...
Idioma: ES

Desgraciadamente, la situación de emergencia sanitaria por la que estamos atravesando ha puesto de relieve algunas deficiencias del sistema educativo tradicional al que estamos habituados, si bien la calidad de la enseñanza se ha intentado mantener al máximo nivel, gracias a la gran labor de los docentes que no han cesado de innovar, trabajar y ayudar en todo lo posible a su alumnado.

A pesar de la entrega que han demostrado los docentes y del esfuerzo y trabajo realizado por los estudiantes para mantenerse al día en los contenidos y actividades que se les proponían, la brecha digital se ha hecho aparente en una sociedad cada vez más conectada. Si bien es cierto que en este tiempo de confinamiento las conexiones a Internet se han visto incrementadas de manera significativa por la necesidad de permanecer en constante contacto con familiares y amigos en la distancia, no es menos cierto que toda la sociedad se ha tenido que adaptar a un sistema de teletrabajo para el que ni las empresas más relevantes de nuestro país estaban preparadas. Esto no solo ha afectado al ámbito privado, sino también a las administraciones públicas y con ello, a la enseñanza pública española.

Como hemos dicho, desde el minuto uno del confinamiento, los docentes y estudiantes han hecho un esfuerzo ímprobo por continuar con sus actividades lectivas no presenciales, pero no todos han podido jugar esta partida con las mismas posibilidades. Los docentes en general, y los docentes de enseñanzas de adultos en particular hemos podido comprobar cómo lo que creíamos una sociedad permanentemente conectada y compuesta por lo que muchos han denominado “nativos digitales” se desmoronaba ante una situación excepcional.

Desafortunadamente, hemos tropezado con la realidad de una brecha digital que no creíamos tan acentuada: en líneas generales, nuestro alumnado carecía de dispositivos tecnológicos y/o conexión a Internet suficiente para poder continuar las clases de manera telemática. Han sido muchos los que nos han comunicado que no podían conectarse a una videoconferencia al día porque agotaban los datos móviles de los que disponían para comunicarse con sus familiares en la distancia. Otros muchos han podido conectarse, pero solo para comprobar la carencia de alfabetización tecnológica de que disponían.

Con todo ello, la comunidad docente extremeña ha conseguido, en la medida de lo posible, llegar donde no llegan las redes, haciendo esfuerzos por mantener el contacto con el mayor número de estudiantes. Todo esto, utilizando sus propios medios, para conseguir esa conexión con el alumnado en unos momentos de tremenda desconexión.

No obstante, de todas las experiencias hemos de aprender y esta nos ha demostrado la necesidad imperiosa de formar al alumnado adulto en las tecnologías de la comunicación y la información, no sin ello perder de vista que las desigualdades económicas van más allá de llegar o no a fin de mes y que se plasman en todos los ámbitos de la sociedad.

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn Share on email