chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Blog

Educación de adultos y para la ciudadanía en sociedades que han salido de un conflicto

01/10/2016
by Jonny Lear
Idioma: ES
Document available also in: EN DE FR IT PL

El artículo de París de marzo de 2015 de los ministros de educación de los Estados Miembros de la UE «Declaración sobre la promoción de la ciudadanía y de los valores comunes de libertad, tolerancia y no discriminación mediante la educación» ha dado lugar a un gran interés en la educación para la ciudadanía. La importancia de la educación inclusiva, la igualdad de oportunidades, la no discriminación y el fomento de competencias cívicas ha aumentado al igual que las prioridades del marco estratégico de cooperación de la UE en educación y formación (ET 2020). En los últimos años, la educación para la ciudadanía se ha convertido en algo cada vez más necesario para capacitar a las personas a participar activamente en una sociedad democrática con todos los desafíos que esto implica en el mundo moderno. Esto se ha visto reflejado en los recientes cambios en el programa escolar, así como en la educación de adultos en materia de ciudadanía, formal e informal, puesto que estos desempeñan un papel importante en el fomento de la cohesión social en un mundo diverso. Tras salir de décadas de conflicto y casi veinte años después de la firma del Acuerdo de Viernes Santo, ¿cómo responde Irlanda a esta cuestión? ¿Qué papel juega la educación de adultos para la ciudadanía en una situación posterior a un conflicto? 

Realities of a diverse society

Desde inicios de los años setenta, la experiencia en Irlanda del Norte demostró que la educación, tanto formal como informal, debía tratar el conflicto de la región y las realidades de la vida en una sociedad diversa, incluidos conocimientos y estrategias para enfrentarse a conflictos y divisiones. Esto incluía iniciativas en el marco escolar formal y respuestas en el entorno educativo informal de los jóvenes, la comunidad y el trabajo de voluntariado con jóvenes y adultos. Los primeros proyectos fueron criticados con frecuencia por concentrarse demasiado en los aspectos relacionales del conflicto y no lo suficiente en las causas (a pesar de que los materiales creados en ese momento no corroboran necesariamente esto puesto que, en muchos casos, también se trataban cuestiones como derechos humanos, igualdad, justicia, sectarismo y violencia). Más recientemente, los esfuerzos se han centrado más en la introducción de un enfoque más amplio de educación formal e informal, que abarca desde relaciones personales positivas hasta cuestiones más generales de prejuicios y discriminación, diversidad cultural y religiosa, gestión de conflictos y cuestiones globales más amplias. En la educación de adultos sobre programas de gestión de conflictos, incluso cuando el enfoque principal se centra en establecer relaciones, la confianza y la conexión determinarán con frecuencia también la zona de intervención en el contexto más amplio de ciudadanía: derechos, igualdad, justicia, no violencia e interdependencia. Establecer una conexión entre enfoques relacionales y basados en derechos hacia la cohesión social y la gestión de conflictos ha sido fundamental.

El contexto es contenido

Aunque el contexto varía significativamente de un conflicto a otro, gran parte del contenido y de las cuestiones de educación formal e informal para la ciudadanía de adultos son similares. Cuando las desigualdades sociales o la amenaza de violencia generan una pérdida de confianza en los sistemas políticos establecidos, las personas se adhieren a argumentos sobre la amenaza para la seguridad y el acceso a servicios públicos determinados a menudo por la identidad (y su pago). El objetivo de los programas de educación para la ciudadanía consiste en ofrecer un enfoque humanitario que trascienda este análisis y enseñar los conocimientos necesarios para superar los prejuicios, el odio y las respuestas asociadas. Muchos de los problemas surgidos en toda Europa con la implementación de programas de educación de adultos centrados en la ciudadanía son conocidos por los profesionales de Irlanda del Norte, como la inversión insuficiente en apoyo y formación para aquellos implicados en el trabajo y la falta de métodos y procesos compartidos y ampliados exhaustivos que han demostrado tener un impacto y resultados positivos.

Función de la educación de adultos

El programa escolar formal en los centros educativos continuará siendo un factor fundamental para garantizar la seguridad, el bienestar, la dignidad y el respeto en relación con la comprensión personal, la ciudadanía y los conocimientos culturales. En estas intervenciones será importante limitar los peligros de neutralizar y sanear la diversidad o minimizar las diferencias si queremos evitar el riesgo de abordar las cuestiones de manera superficial y demasiado respetuosa y la incapacidad de suscitar una confianza y un entendimiento más profundos. Pero más allá del programa escolar formal, la educación de adultos e informal también continuará jugando una parte fundamental en el desarrollo del concepto de ciudadanía. Las organizaciones no gubernamentales, respaldadas por agencias como el Consejo de Relaciones de la Comunidad de Irlanda del Norte (www.nicrc.org.uk) se han dado cuenta del valor de este trabajo durante años. Las lecciones sobre ciudadanía aprendidas de niños en la escuela deben reforzarse con educación de adultos e informal para garantizar el fortalecimiento del aprendizaje sobre ciudadanía en todos los aspectos de nuestras vidas. La educación de adultos, los programas comunitarios y de jóvenes juegan un papel fundamental. Son la interconexión y el refuerzo de los mensajes positivos sobre ciudadanía los que al final lo convierten en un auténtico vehículo de cambio social en una sociedad posterior a un conflicto.

Este artículo es una traducción del inglés.

Autor:

Jacqueline Irwin

CEO

Consejo de Relaciones de la Comunidad en Irlanda del Norte

/en/file/ni-community-relations-counciljpgNI Community Relations Council.jpg

NI Community Relations Council


Consejo de Relaciones de la Comunidad (CRC)

El Consejo de Relaciones de la Comunidad (CRC) es un organismo público no departamental de la Oficina Ejecutiva. El Consejo de Relaciones de la Comunidad se fundó en 1990 para dirigir y respaldar el cambio hacia la reconciliación, la tolerancia y la confianza mutua. La organización trabaja para identificar y desarrollar enfoques efectivos que promuevan la paz y la reconciliación en colaboración con personas y organizaciones locales, y el gobierno central y local. Fomenta los beneficios de las políticas y prácticas de buenas relaciones a nivel regional, local, comunitario e institucional, abogando por el reconocimiento de nuestra interdependencia y objetando el sectarismo, el racismo y todas las formas de violencia motivadas por el odio.

La organización cree que los principales pilares para lograr una sociedad pacífica, reconciliada e interdependiente son la cooperación social, la mayor implicación de la sociedad civil y el liderazgo político positivo respaldado por prioridades como la equidad, igualdad, apertura y diversidad. Proporciona apoyo financiero en nombre de la Oficina Ejecutiva, orientación política y de desarrollo y oportunidades para compartir las prácticas recomendadas para el establecimiento de la paz y buenas relaciones.

Sitio web: www.community-relations.org.uk

/en/file/jacqueline-irwinjpgJacqueline Irwin.jpg

Jacqueline Irwin


Jacqueline Irwin

Antes de ocupar su cargo en el CRC, Jaqueline fue destinada al Servicio Civil del Reino Unido entre 2000 y 2003, donde trabajó en el desarrollo de servicios de apoyo para las personas que buscan asilo en Irlanda del Norte. En ese cargo, también lideró el proyecto para establecer servicios operativos en once lugares de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte en colaboración con el Gobierno británico, el Parlamento escocés, las Asambleas de Gales e Irlanda del Norte, las autoridades locales y grupos de voluntariado.

 

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn
Refresh comments Enable auto refresh

Mostrando del 1 - 1 al 1
  • Imagen de Armando Loureiro

    The article is relevant.
    In Portugal there is no tradition of adult education programs for citizenship.
    This is a process that should begin in childhood, but it must be a process of permanent education.