chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE

Plataforma electrónica dedicada a la enseñanza para adultos en Europa

 
 

Blog

7 consejos para participar en un consorcio transnacional y no perder la sonrisa

16/12/2016
by Andrew McCoshan
Idioma: ES
Document available also in: EN SV FI HU LV DE FR IT PL NL ET LT PT

¿Qué hace que un consorcio funcione? Andrew McCoshan, coordinador responsable del tema de Calidad de EPALE, ofrece consejos extraídos de su propia experiencia.

 

Uno de los aspectos más gratificantes de participar en un proyecto europeo es el hecho de construir y mantener el consorcio que va a llevarlo a cabo. ¿Cómo asegurarse de que el consorcio funcione?

Desde luego, no existe una respuesta fácil a esta pregunta. Pero hay una serie de elementos «esenciales» a los que debemos prestar especial atención si, además de sobrevivir a nuestro paso por un consorcio transnacional, queremos construir relaciones duraderas con personas y organizaciones.

Estas son mis recomendaciones. ¿Qué añadiría usted?

 

1. Yo sé hacer esto, ¿tú qué sabes hacer?

Parece obvio que, en cualquier consorcio, es esencial saber quién es responsable de hacer qué. Pero en un contexto internacional es especialmente importante dejar meridianamente claro el cometido de cada socio, ya que el idioma y las diferencias culturales pueden dar lugar a malentendidos. Un consorcio también posee gran cantidad de conocimientos y competencias que conviene conocer y asociar a las diferentes tareas del proyecto.

Consejo: no se debe dar por hecho que todo el mundo sabe cuál es su función por el simple hecho de que se han adherido al consorcio; los socios deben poner en común sus competencias y funciones en la primera fase del proyecto y aclarar cualquier malentendido.

 

2. Los consorcios sólidos son consorcios profundos y para adquirir esa profundidad se requiere tiempo y buenas relaciones personales

Los aspectos informales de carácter personal y social de los consorcios son tan importantes como los formales. Las oportunidades para conocer al resto de socios son fundamentales para construir relaciones personales que actúen como «nexo de unión» y aporten cohesión al grupo. También son esenciales para comprender las distintas culturas y valores presentes en el consorcio.

Consejo: dedique tiempo y esfuerzo a propiciar oportunidades para que los socios se conozcan, en paralelo a las actividades formales del proyecto.

 

3. El mundo es como un pueblo

Cierto, pero eso no significa que las cosas en los pueblos funcionen por ciencia infusa: además de los encuentros informales ya mencionados, los vecinos necesitan numerosas ocasiones para hablar de cuestiones formales. Probablemente los socios posean distintos grados de experiencia en materia de colaboración transnacional y destrezas lingüísticas. Requieren de oportunidades para contribuir al proyecto y llegar a una misma percepción de los objetivos y los avances necesarios.

Consejo: durante las reuniones del proyecto, conviene hacer rondas de opinión para que todo el mundo tenga la oportunidad de hablar.

 

4. ¡Yo no tuve la culpa!

En todos los consorcios surgen conflictos, se producen errores y puede que incluso se vivan crisis ocasionales. El consorcio debe contar con un plan de contingencia para gestionar este tipo de situaciones desafortunadas. Un enfoque participativo de gestión de proyectos garantizará la implicación de todos los socios y puede ser de ayuda en estos casos, habida cuenta de la diversidad de valores y culturas.

Consejo: al inicio del proyecto los socios deben acordar explícitamente una estrategia de gestión de errores y conflictos.

 

5. Lo pequeño es bonito a veces

En función de las características del consorcio, puede ser necesario crear un equipo directivo formado por un número reducido de representantes de los principales socios que se reúnan periódicamente y faciliten la coordinación general del proyecto. Por norma general, esta fórmula da buenos resultados, ya que agiliza la toma de decisiones. Pero se trata de cuestiones que deben acordarse de antemano. 

Consejo: todo el mundo debe saber por qué conviene crear un equipo directivo de tamaño reducido y estar de acuerdo con ello desde un principio.

 

6. ¿Qué es lo que ha dicho?

Normalmente el inglés es la lengua vehicular de los consorcios transnacionales de proyectos europeos. Aunque los socios tengan un buen nivel de comprensión en general, puede que se les resistan los términos técnicos. Incluso términos que podrían parecer transparentes, como «aprendizaje», pueden tener distintos significados en diferentes países y contextos.

Consejo: puede resultar útil elaborar un glosario de términos acordados por todas las partes.

 

7. Si tengo que asistir a una reunión más…

Por descontado, a nadie le gustaría poder asistir a más reuniones. Los consorcios transnacionales no son una excepción. Obviamente, es esencial tratar cuestiones formales para comprobar los avances realizados, etc. Pero los educadores no se dedican a la enseñanza para estar todo el día asistiendo a reuniones…

Consejo: puede ser interesante aplicar la experiencia didáctica de los socios para hallar formas creativas de gestionar el consorcio y, muy en particular, las inevitables reuniones.

 


Andrew McCoshan trabaja en el sector de la educación y la formación desde hace más de veinticinco años. Desde hace más de diez años se especializa en estudios de desarrollo de políticas y evaluaciones para la UE. Andrew es actualmente consultor independiente y experto del ECVET para el Reino Unido. Asimismo, ha ejercido como experto en calidad de la red de aprendizaje del FSE sobre movilidad de jóvenes y jóvenes adultos desfavorecidos «Transnational Learning Network on mobility for disadvantaged youth and young adults».

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn
Refresh comments Enable auto refresh

Mostrando del 1 - 3 al 3
  • Imagen de Maria Anversa Grasso

    Very interesting article. I would like to add two more tips.

    The first one, don't forget to plan and implement regular monitoring activities, using quantitative and qualitative indicators (questionnaires, surveys, interviews) to measure progress and success in terms of achievements of objectives and results; this allows to reveal the strenghts and weaknesses, assuring a correct evaluation of the project itself.

    Secondly, focus the dissemination activities before, during and after the partnership. You need to disseminate both tangible and intangible results by differents means (seminars, videos, websites, articrafts, exhibitions, eTwinning and other European platform) at a local, national and international level in order to guarantee the sustainability of the project also beyond its end.

  • Imagen de Hélène Paumier

    Merci Andrew pour ce post. Votre article fait écho à une publication sur EPALE nommée " Réaliser un projet : une histoire de communication" qui traite des compétences interculturelles, de la communication dans la mise en oeuvre d'un projet transnational : /en/node/23035 ( also available in english /en/blog/carrying-out-project-it-all-about-communication). 

  • Imagen de Anna Kwiatkowska

    Great article, thank You.

    What could be added? BYOD (Bring Your Own Device).... and use all means of remote communication - Skype, WhatsApp, TeamViewer, Facebook groups etc. This makes our communication and cooperation live regardless the distance.