chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up home circle comment double-caret-left double-caret-right like like2 twitter epale-arrow-up text-bubble cloud stop caret-down caret-up caret-left caret-right file-text

EPALE - E-Plattform für Erwachsenenbildung in Europa

Blog

Bibliotecas públicas: función y trabajo en materia de inclusión y aprendizaje

14/01/2020
von Claire Roberts
Sprache: ES
Document available also in: EN SK FR DE IT PL

The small village of Tvindefossen in Voss, Norway

 

Durante nuestra breve visita de estudio, organizada por Henrik Arvidsson y Marit Lødemel de Diku, analizamos la función de las bibliotecas como foros de inclusión y aprendizaje.

La reunión mantenida en Bergen constituyó una oportunidad para hablar con otros profesionales que trabajan en bibliotecas acerca de las diferencias y similitudes en cuanto a actitudes, prácticas y expectativas dentro de sus centros de trabajo.

Acudieron participantes de Austria, Croacia, República Checa, Dinamarca, Estonia, Irlanda, Italia, Lituania, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Escocia, Eslovaquia, España y Suecia.


 

Primera jornada: funciones de las bibliotecas de Noruega y práctica en las bibliotecas europeas

Tras una sesión de bienvenida, Elin Golten (de la biblioteca del condado de Hordaland) analizó cómo había modificado la ley noruega sobre bibliotecas de 2014 la orientación de este tipo de centros, que pasaron de ser lugares de almacenamiento físico de colecciones a convertirse en centros de reunión independientes para charlar y debatir. En resumen, se cambiaron las colecciones por conexiones. Elin explicó que las bibliotecas noruegas habían superado con éxito el desafío de convertirse en espacios abiertos a todos.

Por medio de debates en grupos pequeños, comentamos las prácticas y actitudes existentes en nuestros propios países. Se habló, por ejemplo, de la limitación de los horarios de apertura, que reduce la accesibilidad; el uso de voluntarios para ampliar los servicios que prestan las bibliotecas y el riesgo de degradar la función de los bibliotecarios profesionales; bibliotecas que acogen talleres digitales y sobre conocimientos lingüísticos, entre otros, y la prestación de ayuda con formularios y acceso a servicios de la administración a los que solo se puede acceder por internet.

Bergen library interior showing the first and second floors



 

La biblioteca pública de Bergen como espacio de aprendizaje

Nos desplazamos a la Offentlige Bibliotek de Bergen, donde realizamos un recorrido por la biblioteca para comprobar cómo se había adaptado este magnífico edificio a las necesidades actuales. Junto a las grandes y exclusivas colecciones de gran variedad que alberga, se sitúan multitud de espacios orientados a los lectores, entre ellos un auditorio, una cafetería, un escenario para interpretaciones y actuaciones musicales, y unas amplias instalaciones informáticas.

El personal que trabaja en la biblioteca y en las instalaciones periféricas habló con entusiasmo de su participación en la impartición, organización o promoción de actividades educativas para los usuarios de la biblioteca; nuevos ciudadanos con necesidades lingüísticas; adolescentes que participan en grupos de programación, y sesiones de formación en tecnología para la tercera edad. Dichas sesiones suelen incluir café y tarta. Al igual que en resto de Noruega, las bibliotecas de Bergen ofrecen espacios para la formación y el aprendizaje, por ejemplo, cuando la Cruz Roja presta ayuda con la realización de las tareas escolares y se celebran reuniones informales para practicar idiomas.



 

Segunda jornada: visita a la biblioteca de Voss; prácticas de este y otros establecimientos noruegos

Tras un viaje en tren por unos maravillosos parajes, llegamos al hermoso municipio de Voss, conocido por sus deportes extremos de invierno, así como por su arte y su cultura. La biblioteca está asociada al servicio de enseñanza para adultos y alberga un cine, espacio para clases/debates, auditorio, estudio de baile y salas de reuniones.

Tras un recorrido por este hermoso lugar, el personal de otras bibliotecas noruegas habló de las iniciativas desarrolladas para implicar a la ciudadanía y la comunidad en general en las actividades de estos centros. Las sesiones suelen versar sobre cómo iniciar charlas, conectar a personas que en condiciones normales no se conocerían y reflejar una combinación de culturas nuevas y antiguas (cuentacuentos, artesanía tradicional, folclore y música popular, además de programación, iniciativas «trae tu propio dispositivo» y Pokémon).


 

 

Jornada de clausura: intercambio de opiniones y experiencias

Tras algunas aportaciones más de las bibliotecas noruegas, se formaron grupos reducidos para comentar los planteamientos que podríamos poner en práctica al volver a casa. La mayoría de los grupos pudieron señalar actividades similares de ayuda tecnológica y lingüística. Conectar o iniciar conversaciones con otras organizaciones parece un elemento clave, de este modo cuando el personal de la biblioteca no puede prestar ayuda o apoyo, normalmente puede ofrecer un lugar cómodo y neutral, y en algunos casos, actuar como canal para la formación de asociaciones improbables.

Inclusión significa hacer partícipes a quienes se sienten excluidos o no están seguros de encajar en una biblioteca, abriéndoles la puerta o infundiéndoles la confianza y las competencias necesarias para utilizar los medios a su disposición. Entre esas personas se encuentran refugiados o solicitantes de asilo y nuevos ciudadanos que buscan la forma de abrirse camino en la sociedad; personas con un bajo nivel educativo; ciudadanos mayores que corren el riesgo de aislarse o distanciarse por los cambios tecnológicos cada vez más rápidos, y los adolescentes, que pueden apartarse de las bibliotecas hasta que experimentan importantes cambios vitales (como la paternidad o la maternidad y el desempleo).

Muchos participantes noruegos hablaron de actividades que reúnen a jóvenes y ancianos para prestarse ayuda mutua (aprendizaje de idiomas y ayuda con la tecnología), en un intento por estrechar lazos en la comunidad y ampliar las relaciones de amistad entre diferentes generaciones. Eventos para promocionar la artesanía tradicional y la cultura ayudan a los nuevos ciudadanos a integrarse y derribar obstáculos; el acercamiento a organizaciones que ayudan a quienes sufren problemas de salud mental tiende puentes y aumenta su confianza y participación. Son habituales los eventos en los que se comparte comida (aunque solo sea un café y un trozo de tarta), porque es una estupenda manera de que la gente se relaje y hable.

Voss library with a view of beautiful mountains through high windows behind a man reading

 

Conclusiones

Podrían surgir roces, ya que las conversaciones en lugares públicos generan gran cantidad de ruido. Los usuarios habituales podrían sentirse desplazados o intimidados por el cambio, por lo que es necesario escuchar con atención a todo el mundo y garantizar que el espacio se comparta con respeto. Es posible que las bibliotecas tengan que flexibilizar los espacios comunes para ampliar su oferta, por lo que ha de tenerse en cuenta el gasto que eso conlleva. Por último, para actuar es necesario preguntar, escuchar y contactar con la gente y con otras organizaciones.

El mensaje del personal de bibliotecas de Noruega (y otros países) es claro. Para que la gente acuda a las bibliotecas, hay que ser flexible, ponérselo fácil y adaptarse. Para que las personas conecten entre sí, hablen y se combata el aislamiento, debemos brindarles un espacio físico adaptable. Dotar al personal de las bibliotecas de las competencias necesarias para este nuevo entorno implica prestarles apoyo y formación para que puedan actuar como presentadores, organizadores, comunicadores y escuchar bien, además de aprender a usar tecnologías que faciliten dichas funciones.

Las bibliotecas están en posición de crear vínculos entre personas, organizaciones y servicios. Debemos seguir hablando de lo que hacemos o podemos hacer. Las bibliotecas han seguido resultando pertinentes gracias a la previsión de los cambios sociales y tecnológicos y a la respuesta que se les ha dado, una realidad que no perderá importancia en el futuro.

 

 

 

Claire Roberts

Claire Roberts es una bibliotecaria que imparte cursos sobre información y forma parte del equipo de Servicios de Bibliotecas de The City of Glasgow College, en Escocia. Además de dirigir actividades para fomentar la lectura y prestar ayuda para estudios de investigación y búsqueda de referencias, trabaja con estudiantes de inglés y ha ayudado a los alumnos que realizan prácticas profesionales en la biblioteca. El City of Glasgow College es la mayor institución de educación superior de Escocia, con 15 000 estudiantes aproximadamente (equivalencia a tiempo completo).

/is/file/clairerobertsjpgclaire_roberts.jpg

Claire Roberts

 

 

Tal vez le interese también:

Share on Facebook Share on Twitter Epale SoundCloud Share on LinkedIn
Refresh comments Enable auto refresh

1 - 1 von 1 anzeigen
  • Bild des Benutzers Viviana Vitari
    Dear Claire, 
    this report is very effective indeed. It is a quick and realistic description of public libraries since the Unesco Manifesto was published. There’s also a new aspect that you are emphasizing, that I like. In Norway there is even an Act to support a mission and a vision at a time. I suggest a document entitled “COMPETENCES FOR DEMOCRATIC CULTURE. Living together as equals in culturally diverse democratic societies “. On the internet: rm.coe.it 
    It is a product of the Council of Europe in 2016. It says that we all have to cultivate a “culture of democracy”. They do not use the word “democracy”. "This is to emphasise the fact that, while democracy cannot exist without democratic institutions and laws, such institutions and laws cannot work in practice unless they are grounded in a culture of democracy, that is, in democratic values, attitudes and practices". So it is necessary for citizens to acquire a range of competences to participate effectively in a culture of democracy, but at the same time these competences are not enough to realize it, because democratic participation also requires appropriate institutional structures. We all need both: personale competences and governments/institutions.
    The example you wrote about seems to be within this framework. So, we can say that libraries create futures, while Governments give the democratic roadmap and together they develop social inclusion.  

    Thanks a lot for your report.